Canción Triste de Gotham City

14841165472157.jpgLos que seáis de mi quinta recordaréis con nostalgia una de las mejores series de TV de los ochenta, Canción Triste de Hill Street. Mucho antes de CSI y compañía, esta serie reflejaba el día a día de una comisaría de policía, centrándose sobre todo en su lado más humano: las relaciones, buenas y malas, piques personales, etc. entre los distintos agentes; sus miedos e inseguridades; las dudas entre el deber y el «hacer lo correcto»… Leyendo Gotham Central no puedo evitar pensar que lo que tengo entre manos es un storyboard de una nueva temporada de aquella serie, actualizada a los tiempos que corren hoy en día y por supuesto ambientada en la ciudad de Gotham con sus pintorescos habitantes. Sólo falta el Capitán Furilo diciendo aquello de «tengan mucho cuidado ahí fuera».


Antes de nada, destacar que a pesar de ser un spin-off de Batman, contar en casi todos los capítulos con la aparición (breve) de éste y otros superhéroes y supervillanos, y estar inmersa de lleno en el universo DC, Gotham Central NO es un cómic de superhéroes: Batman y compañía no son más que personajes secundarios en una serie muy realista que se centra en el trabajo diario, los diversos casos a los que se enfrentan y los conflictos personales y profesionales entre los distintos agentes de la comisaría de policía de Gotham City. Si Gotham Central tiene un personaje principal desde luego no es Batman (ni el Joker, el Pingüino o Mr. Frío) si no la agente Renee Montoya: a lo largo de ésta serie iremos siguiendo los acontecimientos y conflictos que en última instancia la llevan a abandonar el cuerpo y llegar al estado en el que nos la encontramos en los primeros capítulos de 52.

Por lo tanto, Gotham Central es un cómic muy recomendable tanto para personas que no sigangotham1165452005.jpg las aventuras del murciélago e incluso que no gusten del género superheróico, que encontrarán en él historias de corte policíaco con personajes muy humanos y creíbles, con alguna aparición puntual del superheroe/villano de turno; mientras que los seguidores del universo DC podrán ver «la otra cara» de la ley en Gotham, cómo personas normales y corrientes se hacen cargo de mantener a raya a las distintas mafias de la ciudad (aparte de a todos los descerebrados que se escapan de Arkham), y cómo afecta a éstas personas el hecho de que un justiciero encapuchado haga su trabajo, incluso mejor que ellos en muchas ocasiones. Por otra parte, las historias incluídas en cada volumen son autoconclusivas, y si bien aluden en muchos casos a hechos ocurirdos en otras series de DC (la jubilación de Gordon, la retirada de la batseñal, o todos los acontecimientos de la Crisis Infinita), conocerlos al dedillo no es imprescindible para disfrutar de la historia y normalmente alguna conversación entre los personajes explica los puntos clave necesarios para ponernos en contexto.

La serie se encuentra ya publicada por completo en España en nueve tomos quep_132731176999532.jpg contienen las 40 entregas originales, a medias entre Norma (los tres primeros tomos, que se corresponden con los originales del 1 al 15) y Planeta (tomos con numeración propia del 1 al 6, correspondientes a los originales 16-40). Éste hecho puede provocar que los que os enganchéis ahora tengáis dificultades a la hora de encontrar los tres primeros volúmenes de Norma, con lo que os perderíais los primeros compases de la serie salvo que Planeta decida reeditarlos ahora que con el tomo nº 6 ha puesto punto final a la serie. En cualquier caso ésto no debería afectar al disfrute de la serie, ya que las historias son bastante independientes entre sí, salvo por el hecho de que entre estos tres tomos publicados por Norma se encuentra Media Vida, historia ganadora de los premios Harvey y Eisner en el 2004.

Los guiones de toda la serie corren a cargo de Ed Brubaker y Greg Rucka, en algunos casos de forma conjunta y en otra repartiéndose las historias de los dos turnos de la central de policía de Gotham. El dibujo es salvo en los últimos tomos de Michael Lark, con un estilo sobrio pero efectivo similar al de Batman Año 1 que ayuda a dar un toque realista y muy humano a la serie.

En resumen, y en mi opinión, una de las mejores series del universo DC publicadas últimamente. Muy recomedable para lectores adultos que busquen un buen guión y unos personajes y situaciones interesantes más que historias efectistas de superhéroes que repitan una y otra vez los mismos clichés.

2 comentarios sobre “Canción Triste de Gotham City”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.