Carrera accidentada, Hamilton campeón

Menuda carrera el Gran Premio de Canadá. Hacía tiempo que no se veía tanto movimiento, tantos safety cars, tantas sanciones y tantos accidentes. Acojonante el de Kubica que por suerte parece que «sólo» se ha roto una pierna, lo cual tras la aparatosidad del accidente dice mucho a favor de todas las medidas, exigencias y controles de seguridad que hay en éste deporte.

Y primera pole y primera victoria en carrera para Hamilton, que le saca ya ocho puntos a Alonso, quince a Masa y un abismo de veintiuno a Raikkonen. Ésto ya no es la suerte del principiante, no es una casualidad de haber conseguido un par de buenas carreras: en seis grandes premios ha demostrado ser el más regular de todos, y el único capaz de subir al podio en todas las ocasiones. Ha nacido un campeón y a Alonso le ha salido un duro competidor en su propio equipo. Se confirma que es el año de los «escuderos» respondones, no sólo Hamilton está haciendo sombra a Alonso si no que Masa también a Raikonnen (ay de Kimi si no fuera por la descalificación de Masa).

Por mi parte creo que tras la partida de Schumacher, lo petardo que es Raikonnen y la ojeriza que le estoy cogiendo a Alonso, ya tengo a quién apoyar. :)

Aparte, he aprovechado para acabar de subir las fotos de Montmeló de mi amigo Gabi a Flickr, y me he llevado la desagradable sorpresa de que a partir de 200 fotos hay que pagar. Creía que era completamente gratuito. :-/ ¿Es el momento de migrar a Picassa?

Con la Iglesia hemos topado…

¿Qué pensaríais de una historia en la que los protagonistas son un p_102251165467990.jpgatípico pastor de una iglesia de una pequeña comunidad americana (Jesse Custer), que ha sido poseido por un ente mitad angel mitad demonio que le da el poder de que todos obedezcan sus órdenes; su ex-novia (Tulip), una rubia literalmente de armas tomar, con la que en sus «años mozos» se habían dedicado a robar coches; y un vampiro alcoholico con una estética punk/rockera (Cassidy)? ¿Y si su misión fuera localizar al mismísimo Dios, desaparecido del cielo hace un tiempo causando el abandono moral de la sociedad actual en general, y de el protagonista Jesse en particular, para ajustarle las cuentas? Pues eso es Predicador.

Seguir leyendo Con la Iglesia hemos topado…