In Rainbows

El otro día me compré el nuevo disco de Radiohead, In Rainbows. Para quien no lo sepa, el disco se vende on-line desde su página web, en dos formatos: la «edición del coleccinista», con 2CDs (normal+versiones), un vinilo para los nostálgicos y varios extras más, por 40£; o los 10 temas en formato MP3 a 160kbps por… ¡lo que tú decidas pagar! En efecto, tú pones el precio en el momento de la compra, desde un penique hasta lo que tú consideres justo.

Radiohead es un grupo que me gusta, sin llegar a ser santo de mi devoción. Algunos de sus discos más experimentales no me dicen gran cosa, y otros me encantan. No sé si en «condiciones normales» habría comprado el disco, desde luego sin habérmelo bajado y escuchado antes no, pero en éste caso no me lo he pensado dos veces: creo que hay que apoyar iniciativas como ésta, que demuestran que hay alternativas de distribución mucho mejores tanto para el artista como para el usuario, más allá de las viejas y obsoletas fórmulas de siempre defendidas por la SAGE y el rey del pollo frito.