¡Un vampiro me ha mordido el brazo!

Eso es lo que parecen las heridas que han dejado los tornillos del fijador. ;-)

Tengo la mano algo menos hinchada que ayer y puedo mover un poco (MUY poco) la muñeca, pero ya se empieza a notar que hay juego. Aún duele.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.