Marketing 2.0, un arma de doble filo

Hoy en día prácticamente todas las empresas se han subido al carro del marketing en la web 2.0, con vídeos virales, páginas en redes sociales, twitter y demás. Que está muy bien, es entrar de cabeza en ese mercado más humano y «conversacional» del que hablaban hace ya diez años en el Manifiesto Cluetrain.

Pero todo esto mal entendido o mal llevado también puede ser un arma de doble filo, y me explico: en mi opinión lo que se consigue con las redes sociales es amplificar la señal en primer lugar, fase de hype puro y duro, anticipación antes de la salida del producto. Esto es bueno porque se consigue que el mensaje llegue a más gente, y por la interacción entre las distintas personas que participen en las redes sociales todos acaban ansiosos por disfrutar del nuevo producto. Pero una vez el producto está en la calle, todas estas personas que de alguna forma te han ayudado a promocionarlo se han marcado unas expectativas muy altas y pueden acabar desilusionados muy fácilmente. En volumen de la señal se mantiene, pero esta vez el mensaje es la opinión de los usuarios sobre el producto real, no el producto que cada cual espera. Si al final cumple las expectativas, perfecto, pero si no… batacazo, y de los gordos.

Caso práctico: hace unas semanas vi en Facebook que en Alicante se iba a organizar una especie de Oktoberfest, cada vez más y más de mis contactos se apuntaban a la página, en la que había bastantes comentarios de personas deseando ir. Ni que decir tiene que yo me moría por ir a hincharme a cerveza de trigo hasta caer de culo, :-D pero al final el fin de semana pasado no pude, y pensaba ir este que viene. ¿Qué ha pasado? La gran mayoría de la gente que fue ha salido decepcionada por los precios, el ambiente, y la calidad de la comida, como se puede ver ahora en la página de Facebook. Ya no voy este fin de semana.

Esto como el boca a boca de toda la vida, pero crece de forma exponencial con el número de personas que participen. Los primeros días probablemente les haya ido muy bien a los del Bierfest por toda la gente que se creyó el hype y fue, pero en el momento que empezaron a publicarse las opiniones negativas mucha gente que aún no ha ido se lo habrá replanteado, como yo.

Si se entra en este juego, hay que estar a la altura o como mínimo, no decepcionar.

5 comentarios sobre “Marketing 2.0, un arma de doble filo”

  1. ostras, pues yo no fui a la fiesta esa, pero vamos es que cuando me invitaban a ir … salía corriendo para que no me pillaran.
    Me imaginaba que iba a ser un truño como una catedral y me alegro de (al parecer) no haberme equivocado :-)

  2. Pues yo si que quería ir, que estando en Stuttgart estuve en una de estas (¡pero las de verdad!) y me lo pasé de pm. Aunque ya sabes que yo soy cervecero. :-)
    En fin, que al final me alegro de no haber ido.

  3. Puedes tener razón, de todas maneras olvidas que las redes sociales existen realmente para esto, lo ideal y lo que la marca, en este caso el AlicanteFest ese o como se llame, debería «escuchar» a esa gente y mejorar… quizás una bajada de precios, una promoción a tiempo o lo que sea podría volver a atraer a los desilusionados y a los que se lo estaban pensando. El poder de las redes sociales es que ahora tus consumidores ya no son mudos, o te ensalzan o te matan!.
    En fin yo creo que tampoco voy a ir, pero quizás a la feria de gastronomía de este finde semana en el IFA si! Nos vemos Bisente!!!

  4. Por supuesto, eso es lo siguiente. Que aprendan para la próxima. ;-) Aunque nadie «oficial» ha puesto nada en la página de Facebook, da la impresión de que la han puesto por obtener la publicidad gratis pero pasan del feedback. Maaaal.

Responder a meiziu Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.