Archivo de la categoría: Música

La SGAE al descubierto

En SGAE: la punta del iceberg de un entramado societario, el diario Público destapa toda la maraña de sociedades y empresas con ánimo de lucro que de una u otra forma cuelgan de la SGAE, sociedad supuestamente sin ánimo de lucro. Aparte, en el Blog de Enrique Dans se recogen una serie de enlaces a otros artículos sobre la SGAE de la misma autora.

En otras palabras, lo que nos imaginábamos: que Ramoncín, Teddy Bautista y compañía están haciendo una pasta gansa a costa de mucha gente.

Interesante lectura, si señor. Dan ganas de no comprarse un CD ni un DVD más en la vida, más a la vista de que recientemente un jurado resolvió que el uso de redes P2P para descargar películas o música no es delito.

¡¡¿¿10 millones de dólares con In Rainbows??!!

Siguiendo el comentario de In Rainbows de Radiohead del otro día, me acabo de encontrar una noticia al respecto en Menéame:

Gigwise, una web especializada en música, ha hecho una encuesta entre 3000 de sus usuarios para ver cuánto han pagado por el álbum. El resultado ha salido que se ha pagado entorno a las 4£ (nada excesivo, yo pagué algo más), que multiplicado por el millón largo de copias que llevan ya vendidas hace unos 10 millones de dólares. 10 kilos que irán casi en su totalidad a los bolsillos de la banda, al haber prescindido completamente de intermediarios (salvo los tíos que les lleven la web, venta on-line, etc.)

Suponiendo que la encuesta sea fiable y las cifras más o menos reales (lo de las 4£ me lo creo), me alegro. Se demuestra que el modelo funciona. :)

In Rainbows

El otro día me compré el nuevo disco de Radiohead, In Rainbows. Para quien no lo sepa, el disco se vende on-line desde su página web, en dos formatos: la «edición del coleccinista», con 2CDs (normal+versiones), un vinilo para los nostálgicos y varios extras más, por 40£; o los 10 temas en formato MP3 a 160kbps por… ¡lo que tú decidas pagar! En efecto, tú pones el precio en el momento de la compra, desde un penique hasta lo que tú consideres justo.

Radiohead es un grupo que me gusta, sin llegar a ser santo de mi devoción. Algunos de sus discos más experimentales no me dicen gran cosa, y otros me encantan. No sé si en «condiciones normales» habría comprado el disco, desde luego sin habérmelo bajado y escuchado antes no, pero en éste caso no me lo he pensado dos veces: creo que hay que apoyar iniciativas como ésta, que demuestran que hay alternativas de distribución mucho mejores tanto para el artista como para el usuario, más allá de las viejas y obsoletas fórmulas de siempre defendidas por la SAGE y el rey del pollo frito.