Archivo de la categoría: Tecnología

¿Por qué el roaming de datos es tan caro?

Hay cosas que no entiendo.

Para el viaje a Islandia (me voy este viernes, creo que por aquí no había dicho nada) quería ver lo que cuesta el roaming de datos, porque hace unas semanas me pillé un HTC Magic con Android y hay algunos programas brutales para ir de viaje (Places Directory, Wikitude).

Pues resulta que los señores de Vodafone la tarifa más barata que tienen para roaming de datos con el móvil (Passport) es poco menos que un atraco a mano armada: casi 2€ cada 2Mb!!! En cambio para conexiones con módem USB desde el PC tienen una tarifa plana de 12€ cada 24h. Que me sigue pareciendo caro, pero estaba dispuesto a pagarlo. Como no me cuadraba dos tarifas distintas (¿por qué no usar la de 24h en el móvil? ¿qué más les dará cómo me conecte si al final el servicio es el mismo?) he llamado y el operador me ha confirmado que NO se puede usar la tarifa de USB desde el móvil. ¿Y por qué? Porque según el se supone que con el modem USB has firmado un contrato de permanencia y estás pagando ya una mensualidad, así que como «favor» te lo cobran más barato. AAAAh, claro, que yo no me he metido en una permanencia de 18 meses al pillar el Magic y no estoy pagando una tarifa plana de datos mensual de 12€ … en fin, como decía ayer no veo sentido a entrar en discusiones con el currito del teléfono, así que le he agradecido la aclaración y he colgado.

Y ahora digo yo: el roaming de voz casi entiendo que sea más caro que una llamada nacional, al fin y al cabo tu número viaja contigo. Aunque lo único que podría ser complicado a nivel técnico y podría justificar el precio es la movilidad del número, porque seguro que el pasar la voz de una parte del mundo a otra no les cuesta nada (VoIP anyone?). Pero ¿datos? ¡Ahí no hay un número que mantener y «enrutar»! Es más, Vodafone también da servicio directo (no filiales ni nada) en Islandia, ¿qué les cuesta que me conecte a la red DE ALLÍ y use el APN DE ALLÍ como si fuera un cliente DE ALLÍ? Cero patatero. No lo hacen porque no quieren. De hecho pensándolo así cada vez me parece más cara la tarifa de 12€/24h (y la otra ya ni hablamos).

Señores de Vodafone, acaban de perder casi 100 euros que me podía haber gastado en una semana en el extranjero.

¿Anti-SPAM para el MundoReal(tm)?

Leo en El País que la Agencia Española de Protección de Datos y la Federación de Comercio Electrónico y Márketing Directo han publicado hoy una web en la que poder registrarse para NO recibir más llamadas, correo (físico o electrónico), SMSs, etc. publicitarios. Por lo visto estas Listas Robinson ya hace tiempo que existían, pero sólo para correo ordinario. Ahora se han extendido a los medios digitales y, además, se ha facilitado la inscripción vía web.

No sé a vosotros, pero a mí me repatea los higadillos sobremanera que cuando estoy haciendo algo (aunque sea contemplar el vuelo de una mosca tirado en el sofá) suene el teléfono para venderme algo, tratar de convencerme de que cambie de operadora de móvil, etc. En más de una ocasión he intentado sacarle al operador que ha llamado de dónde habían conseguido mi teléfono y si había forma de «darse de baja» del servicio, pero invariablemente no tenían ni idea. Y como que pasaba de enfrentarme más, en estos casos no tiene sentido tomarla con quien llama, que al fin y al cabo es un currito como tú y como yo al que le pagan por hacer algo que le gustará y con lo que estará de acuerdo más o menos, pero le da de comer.

Yo ya me he registrado en la susodicha lista hace unos minutos, aunque aún no me ha llegado el correo con la contraseña para finalizar el registro. Espero que no lo haya parado el filtro anti-SPAM. XD

Juguetes tecnológicos: me he comprado un e-book

Una de las últimas frikadas tecnológicas que me he comprado ha sido un libro electrónico, el Hanlin V3 (web del fabricante, resultados en Google). Últimamente con lo de ir en metro a currar estoy leyendo mucho y mira, he picado.

Los bichos estos despertaban mi curiosidad desde que salió el Kindle hace unos años, aunque era bastante escéptico. Las opiniones por Intenet eran de todos los colores y sabores, y el hecho de no haber visto ninguno me echaba para atrás a la hora de arriesgarme a comprar uno, porque admitámoslo, no son baratos. Hasta que hace unos meses vi uno en casa de unos amigos. La primera impresión fue que era caro, muy grande para mi gusto (era un iLiad, con pantalla táctil en la que incluso se puede escribir) y echaba de menos el tacto de las hojas, aunque por otra parte me sorprendió lo cómodo de usar y lo bien «conseguida» que estaba la pantalla, lo bien que se leía y el hecho de que realmente no cansara la vista. Y como me suele pasar muchas veces con este tipo de frikadas, aunque al principio pensé «bah, paso», la semilla quedó ahí dando vueltas hasta que un día me decidí.

Para el que no sepa cómo van estos chismes, la pantalla no es el típico LCD o TFT que emite luz si no que es otra tecnología que simplemente refleja la luz ambiente, igual que hace cualquier otro objeto e igual que hace un libro, por lo que no cansan la vista. Soportan distintos formatos, desde el básico TXT, el HTML, el típico PDF y formatos propios de los libros electrónicos como el FB2 o el PRC, y tienen una ranura para tarjetas SD con lo que imaginaros cuántos libros podéis llevar encima con una de 4Gb. Además también suelen reproducir MP3. Respecto a la batería, el mío (que encima lleva una como las de los móviles Nokia, un plus porque si falla puedo cambiarla fácilmente) se supone que tiene para 9000 «pasos de página», que es como se mide la duración de la batería en estos aparatos. Suficiente, ¿no? ;-)

Y bueno, me estaba esperando a escribir nada del trasto hasta haberlo usado «de verdad», es decir, hasta haberme leído 5 ó 6 libros y visto pros y contras.

Pues bien: muy recomendable si lees bastante. Es muy cómodo tener en básicamente el tamaño y peso de un libro (algo más grande que una ed. de bolsillo, pero más pequeño que un tapa dura) toooda una biblioteca, poder acabar un libro y empezar el siguiente, irte de viaje y no tener que llevarte dos o tres por si te los acabas, etc. La verdad es que al principio cuesta hacerse un poco con él, el primer libro me resultó un poco incómodo de leer: no paraba de jugar con el tamaño de la letra (ahora lo tengo al mínimo, antes me parecía pequeño); me resultaba extraño que tardara 1-2s en pasar de página, ¿qué hacía mientras? ¿Esperar mirando la pantalla? (por otra parte, ¿cuánto se tarda en pasar una página en un libro real? ¿y qué haces mientras?) Pequeños detalles, pero todo es acostumbrarse. Al final resulta realmente cómodo.

Encontrar libros es fácil: hay tiendas que venden libros en formato apto para eBooks; hay bastantes sitios de donde descargar obras que ya son de dominio público (los derechos de los libros expiran a los 50-70 años de la muerte del autor, según el país) como el Proyecto Gutemberg, o la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes; y por supuesto sólo con buscar en Google se pueden encontrar foros de donde descargar los últimos best-sellers by the face.

Contras que le he encontrado al trasto: principalmente una, y es que el soporte de los distintos formatos es muy desigual. Es más, diría que al abrir un libro de un formato u otro se lanzan programas completamente distintos, las opciones y funcionalidades del lector según el formato no tienen nada que ver. P.ej., los PDF son muy toscos (lógico por otra parte, pues la maquetación de la página ya está hecha y no te puedes ajustar a la pantalla del lector), mientras que el lector de los FB2 es el más currado pudiendo elegir 5 tamaños de letra distintos, adaptándose el texto perfectamente a la anchura de la pantalla, y mostrando en la parte superior una especie de barra de scroll con la posición por la que vamos del libro (aparte de tener el nº de página actual y total en pantalla).

Otro detalle a tener en cuenta es que no se puede hacer búsquedas, no hay teclado para introducir cualquier palabra a buscar. Si que se puede establecer varios marcadores por libro, ir a una página determinada (tiene teclado numérico) y avanzar/retroceder de 10 en 10 páginas manteniendo pulsada unos segundos las teclas correspondientes. Por esto aunque me parece una opción muy buena para leer secuencialmente (literatura) me resulta incómodo para libros técnicos «de consulta» que no me voy a leer de cabo a rabo, o que ya me he leído pero quiero buscar una referencia concreta. BTW, esto es una limitación del Hanlin, otros modelos (más tochos, más caros) si que soportan búsquedas. Igual que en el Hanlin no se puede escribir ni por tanto hacer anotaciones en los libros, mientras que en otros modelos si.

Tampoco me acaba de gustar para leer cómics. La pantalla sólo tiene 4 tonos de gris y una resolución limitada que para texto está bien, pero para dibujos … no me acaba. Aunque conozco gente que si que lee p.ej. manga en blanco y negro en estos lectores. Para gustos los colores (o los grises).

En resumen: juguete tecnológico caro pero que sin duda se le saca provecho si lees bastante, por desgracia algo muy poco común hoy en día. :-/

Sindescargas en El País

Entrevista a la nueva y polémica ministra de cultura en El País:

P. Hay un sector al que no le ha gustado su nombramiento y le han puesto un mote, Ángeles González Sindescargas. ¿Le ha molestado?

R. No. Eso va en el cargo. Los ciudadanos tienen todo el derecho a opinar.

P. Su discurso, sobre todo como presidenta de la Academia de Cine, ha sido demoledor en contra de la piratería…

R. Lo que yo creo y así lo he dicho es que estamos en un momento en el que tenemos que rediseñar todo. Es todo muy complejo. Las descargas de cine o de música son sólo una parte. Internet es imparable, inmenso. No niego la necesidad y la oportunidad de que sea la nueva manera de distribuir cine, pero hay diferentes interlocutores que se tienen que poner de acuerdo. No sabemos cómo. Pero sí sabemos que hasta ahora son las redes de telecomunicación las únicas que están sacando beneficio. La responsabilidad no puede recaer en el usuario.

P. ¿Es usted partidaria de medidas punitivas, a lo Sarkozy?

R. No, no me parece que esa sea la solución. Hay que tener alternativas. Yo ahora mismo estoy en un proceso de escuchar. Me he puesto un plazo de aquí al verano para hablar con todos los interlocutores. He pedido para dentro de quince días una reunión con gente que sabe de todos estos asuntos.

P. ¿Incluidos algunos representantes de esas asociaciones de internautas que la critican?

R. Por supuesto, para limar y para escuchar. Quiero ver lo que les preocupa. Internet es un espacio de comunicación, no de crispación.

P. Entre la preciosa idea de la cultura libre y el pirateo…

R. ¡Hay un término medio!

Ya veremos en qué queda la cosa …

Por lo menos admite que la industria del cine y la música tiene que adaptarse a Internet como medio de distribución, a ver si se dan cuenta de una vez que estamos en el siglo XXI.