First post!

Ya me tocaba meterme con el tema de los blogs. De hecho ya tuve uno: hace cuatro años estuve unos meses en Alemania y me monté un blog para ir contando mis aventuras y desventuras a los amiguetes, en vez de tener que mandar mails cada dos por tres. Vago que es uno. Pero al final en vez de actualizarlo muy a menudo (se trata de eso, ¿no?) acabé actualizándolo muy de uvas a peras, eso sí, enrollándome que te cagas en cada post.

Seguir leyendo First post!