Archivo de la etiqueta: apostasía

aptitude purge iglesia

Ya está: he abandonado oficialmente la Iglesia Católica.

Hacía mucho tiempo que me rondaba la cabeza apostatar, ya que no creo en Dios y aún mucho menos en la Iglesia. Ya conté en junio que mandé un par de cartas al obispado y a la parroquia donde me bautizaron, el primer paso para informar a la Iglesia del abandono de su fe. A esas cartas me respondieron del obispado con otra, dándome dos opciones para ratificar mi decisión: presentarme en persona o mandar por correo otra solicitud verificada por un notario. Viviendo en Madrid lo de ir a Alicante para hacer éste trámite no entraba en mis planes y no me daba la gana liarme con notarios (que lo paguen ellos), así que envié una carta a la Agencia Española de Protección de Datos para que mediara en el asunto. El caso es que de la AEPD nunca más se supo, y entre el accidente y luego la mudanza, el tema volvió a quedar en background.

Hasta ahora: esta semana de vacaciones en Alicante me he planificado hacer bastantes cosas, y una de ellas (la primera de hecho, por si venían con líos y papeleos) era ir en persona al Obispado a ratificar mi solicitud de apostasía. La verdad es que esperaba que me pusieran pegas, después de que en septiembre el Tribunal Supremo admitiera un recurso de la Iglesia contra la resolución anterior de la AEPD respecto a la tramitación de las apostasías. Pero no, todo ha ido como la seda: “¿mandaste ya una solicitud por correo?” “si, mira, en tal fecha, y aquí tengo vuestra respuesta” “vale, espera que busque tu expediente …. (tenían bastantes) …. aquí está, dame cinco minutos que preparo los documentos”.

Y ya está, ni me han pedido el DNI (ya tenían una fotocopia que les mandé) ni nada. Firma en la diligencia por la cual ratifico mi decisión de abandonar la Iglesia, firma de ellos en la petición a la Parroquia para que haga la anotación pertinente en mi partida de bautismo (“Declaró el abandono formal de la Iglesia el día 19 de enero de 2009 en la Diócesis de Orihuela-Alicante”) y que elimine mis datos de cualquier otro listado en el que los pudieran tener, y fotocopia de ambos documentos para mí.

Oficialmente ya no entro en ninguna estadística del número de personas creyentes en este país.

Organización!

Algunas personas que me conocen dicen que soy muy organizado… ¡Ja! Después de decir eso tengo mis dudas de que realmente me conozcan. :-)

Soy un auténtico desastre. Nunca sé dónde tengo las cosas. Planifico hacer mil historias y al final me quedo toda la tarde mirando cosas por Internet y no hago nada. Y al día siguiente me estreso al pensar en todo lo que quiero hacer y no encuentro tiempo para hacerlo. Me entretengo horas y horas con cualquier chorrada posponiendo algo más importante… típico informático, supongo, procrastinando a toda hora.

El caso es que alguna vez que lo he intentado, he conseguido organizarme un poco, ponerme algunas metas, y sacar cosas adelante. Sin ir más lejos algo antes del verano escribí esta lista en un simple “todo.txt”:

  • comprar moto: ¡lo hice!
  • sacar carné A: con el accidente es algo que quedó “on hold”, para este año ;-)
  • sacarme el Advanced Open Water: a medias por culpa del accidente, me quedan 3 prácticas para acabar. Digamos que hecho.
  • viaje buceo Mar Rojo: es algo que voy a hacer este año, incluso hay fecha ya para el viaje. ;-)
  • operar vista: estoy en ello, llegué a hacerme las pruebas pero también con el accidente se me desbarataron un poco los planes… el día 30 voy a repetirlas porque ya han pasado más de 3 meses.
  • cambiar de piso: hecho!
  • ir al dentista: hecho! (llevaba unos tres años sin ir)
  • apuntarme a algún curso: esto no… mmm…
  • gimnasio?: la interrogación era porque pesas no me mola. ¡Kendo! ¡Hecho!
  • apostatar: buf, a medias… carta a la iglesia y el obispado, no me moló la contestación, carta a protección de datos… no contestaron, o si contestan ya como tenían la dirección de Las Rozas… tengo que retomarlo. :-/
  • aprender a tocar la guitarra: bueno, bueno, qué mal… me compré la eléctrica en las navidades del 2007 y no he aprendido casi nada. Otra cosa que tengo que retomar.
  • dos o tres proyectos de desarrollo: ahí ahí, luego hablo más del tema. ;-)

Bueno, el caso es que la lista sirvió, para (los días que me acordaba) mirarla y recordar todas las cosas que quería hacer y que al final por culpa de los árboles no las veía. Bastantes salieron adelante. Y las que no, la lista me ayuda a recordarlas para que de éste año no pasen.

Sobre los proyectos que comentaba, llegó un momento que me organicé igual: listas, los dividí en pequeñas tareas, pequeños pasos porque vi que si iba a saco a por todo me perdía, no me centraba. Y cada día una chorradita nueva, estuve una temporada sacando las cosas adelante. Aunque al final con la mudanza y tal la cosa se detuvo y estoy ….. intentando decidirme a retomarlo. Todo es empezar.

El caso es que, por estas experiencias, estoy seguro de que por muy vago y desastre que sea, soy capaz de organizarme mejor y realmente sacar cosas adelante. Y el otro día “blogueando” entre éste y el blog de un amiguete me habló de los métodos Getting Things Done y Zen To Done. De hecho llevaba tiempo queriendo llevar a la práctica algo de esto, dese que voy en metro a currar y he recuperado el hábito de la lectura :-D estoy intentando mezclar uno de ficción y otro de ciencia, empresa o lo que sea… y un libro que tengo en la pila de pendientes es Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.

Así que este es mi único propósito nuevo para éste año: ¡¡organización!! Estoy convencido de que si consigo no remolonear tanto en mi tiempo libre, ser consciente de lo que quiero hacer y ponerme a ello, muchas, muchas otras cosas vendrán seguidas.

Por ahora ya he empezado: me he hecho con software de GTD tanto para el Mac como el iPhone y he pasado las listas que tenía en el “todo.txt” y algún papel por el escritorio ahí. Y ya he ido añadiendo alguna cosa sobre la marcha en el iPhone. Es mi primer “reto de 30 días”: aplicar el método. :-)

Apostatando, 3ª parte

Llevo un mes de cabeza en el trabajo y el tema de la apostasía lo había dejado en “stand by”. La situación era que a mitad de junio mandé las cartas a la parroquia y el obispado, y a finales de junio recibí una respuesta del obispado poniéndome trabas. De la parroquia nunca más se supo.

He aprovechado ésta mañana que he entrado más tarde al curro (porque ayer tuve un mantenimiento nocturno hasta las 3am…) para preparar la documentación que faltaba e ir a correos. Ya he mandado dos cartas, ésta vez a la Agencia Nacional de Protección de Datos para recurrir y que tomen medidas.

Más información según avancen los acontecimientos, ¡a la misma bat-hora, en el mismo bat-canal!

Apostatando que es gerundio, 2ª parte

Han pasado más de dos semanas desde que mandé las cartas para apostatar: de la parroquia donde me bautizaron no he tenido noticias, y del obispado me llegó una carta el pasado jueves contándome lo mucho que la Iglesia Católica respeta la libertad de credo (que no lo dudo, pero ¡quiero salir!) y dándome dos opciones para continuar con el “acto formal de abandono de la Iglesia Católica”, a saber:

  • acudir en persona al Obispado
  • enviar otra carta certificada más, firmada (cosa que ya hice, ¿esperan que ahora me desdiga?) PERO además ahora quieren que un notario autentique mi firma (si piensan pagarlo ellos….)

En fin, va siendo hora de dejarse de milongas y recurrir ante la Agencia Española de Protección de Datos.