Archivo de la etiqueta: bajo de dentro

Mar y nieves

El fin de semana fui a Alicante.

El viernes por la noche empezó con intención de ser tranquilo, cena con un colega. Al final fuimos tres y nos encontramos con los de la empresa donde currábamos antes los tres que estaban de cena de Navidad… me acosté a las 4:30 o así.

A las 8 en pie, recojo a Gabi y camino a Cartagena. Inmersión, supongo que a estas alturas la última del año, en Cabo de Palos: Bajo de Dentro y las Agujas. Buen tiempo para las fechas, no hacía demasiado frío y había luz. Mar calma (mejor, que si no Palos es un infierno), agua a 16º, nada de resaca, un poquito de corriente, visibilidad… así así. Tocamos los 28m. Vimos algunos meros, un banco de barracudas y bastante morenas fuera de sus agujeros, recostadas en el fondo. Curioso. Cabo de Palos siempre es espectacular, aunque desde luego no es lo mismo en estas fechas que en verano.

Y el domingo antes de enfilar para Madrid me pasé por Alcoy. Subo unas fotos tomadas en La Carrasqueta donde me pilló una nevada, para que la gente vea que Alicante no es sólo “sol y playa”. Vaaaale, si, yo soy el primero que dice eso, que Alicante es sólo sol y playa. Pero me refiero: a) profesionalmente, hay poca chicha y prácticamente lo único que mueve a la ciudad son los servicios (y bares, heladerías, horchaterías, etc.); b) literalmente, Alicante CIUDAD si que es sol y playa, pero en el interior hay montaña y algunos parajes auténticamente chulos.

Seis inmersiones en un fin de semana

Fin de semana de buceo de los buenos en Alicante. Aprovechando que el viernes era fiesta en Madrid, el jueves por la noche tiré para casa. Inmersiones:

  • Viernes por la mañana, dos en Cala Palmera de prácticas de orientación con brújula: seguir rumbos simples durante 1 ó 2 minutos, y volver atrás; y rumbos dobles, 1 minuto en un rumbo, dejas un testigo, y otro minuto en otro rumbo, y luego deshacer los dos caminos sin perderse. Le cogí el truco bastante bien a la brújula, no tanto a la orientación natural (soy bastante despistado y me cuesta fijarme y recordar características del sitio por el que voy…)
  • Viernes por la noche: nocturna en la isla de Benidorm. Acojonante, mi primera nocturna, toda una experiencia. Al principio un lío hasta que vas cogiendo referencias para reconocer al compañero de entre el resto de lucecitas bajo el agua (el color de la luz testigo en la grifería, alguna marca en el traje), y para no perderse del instructor. Pero a la de 10-15 minutos ya le coges el truco y como pez en el agua (nunca mejor dicho). Muy distinta a una inmersión diurna, p.ej. los pulpos en vez de estar metidos en la roca los ves por ahí nadando o moviéndose por el suelo, tipos de peces distintos y (curioso) peces quietos, sobando. XD
  • Sábado por la tarde: la mejor inmersión que he hecho por ahora, y van 31. Cabo de Palos, bajo de dentro y las agujas. IMPRESIONANTE la cantidad de meros ENORMES y bancos de barracudas, y sobre todo que no se asustaban, pasabas a su lado y tan panchos. :-D También vimos dos milanos, uno a ras de fondo y el otro “volando”. Preciosos. Y todo ésto con una visibilidad buenísima y sin nada de corriente, que mi anterior inmersión aquí fue un auténtico infierno.
  • Domingo por la tarde: la clásica inmersión doble, isla de Benidorm y Llosa. Entre que ya me conozco el sitio y después de la del sábado, me supo a poco. :-/

Lo peor: volver a Madrid con toda la caravana… salí de Benidorm a las 20:30 y llegué a casa a las 3:00!!!! Lo más estrambótico de la vuelta, media hora en una gasolinera porque estaban con el cambio de turno y entre unos y otros no se aclaraban para desbloquear los surtidores y poner la cantidad que querías, y mientras haciéndose una cola impresionante y la gente poniéndose más y más nerviosa. En fin, es lo que tiene los puentes.