Archivo de la etiqueta: Ender

Solaris

Llevo una temporada de leer poquísimo, me da pereza coger un libro y cuando me pongo no me engancha, me aburre, lo dejo, igual empiezo otro, cuando retomo el primero al cabo de semanas y ya no me acuerdo por dónde iba… En resumen, que igual llevo un par de libros y algún cómic a corro durante meses y lo único que acabo es el cómic (porque es más corto).

Ahora con la baja estoy esforzándome en leer un poco más, y mira por dónde, ¡uno que de verdad me ha gustado! Y no es para menos, es un clásico de la ciencia-ficción que hace tiempo que lo tenía en la lista de pendientes: Solaris, del genial (y no muy conocido) Stanislaw Lem.

El tema principal gira entorno al primer contacto de la humanidad con un ser extraterrestre, pero tan distinto de cualquier forma de vida que pudiéramos imaginar que durante años de expediciones en el planeta donde habita éste ser, ni él ni los humanos llegan a darse cuenta de que el otro está vivo y tiene consciencia de sí mismo e inteligencia. Y aún así una vez que se hace patente que tanto uno como los otros se han dado cuenta de que «hay alguien más», la comunicación parece imposible. Después de un siglo de estudios, toda la literatura «Solarística» lo único que recoge son descripciones muy detalladas de las distintas manifestaciones de éste ser y varias corrientes de teorías sobre qué es, motivaciones, etc., pero ninguna probada y demostrada. Según la jerarquía de Ender sería un varelse.

Sin embargo aunque en ningún momento hay una comunicación real entre ambas especies, el alienígena es capaz de leer la mente humana mientras los protagonistas duermen y reproducir objetos a partir de sus recuerdos, hasta el punto de ser capaz de crear réplicas vivas de personas de las que los protagonistas guardan una fuerte impresión en su memoria. Pero éstos seres parecen ser independientes de su «padre», no actúan en ningún momento como emisarios de éste ni son al principio conscientes de ser «artificiales», si no que se comportan igual que lo hubiera hecho su modelo original, la persona a la que representan: ademanes, gestos, personalidad, recuerdos (aunque sólo tienen los que posee la persona de cuya memoria han sido «copiados»). La comunicación entre éstos seres y los protagonistas no es entre especies distintas, es la misma que hubiera habido entre el protagonista y la persona a la que representa cada copia.

Y aquí es donde entra en juego el tema más profundo del libro, que como os imaginaréis es el mismo de Blade Runner (si bien Solaris, de 1961, es anterior a ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, del 68): ¿Qué es lo que nos hace ser humanos? Las copias, idénticas a los originales, con recuerdos, consciencia, inteligencia, personalidad, ¿son humanas? ¿Y hasta dónde podemos llegar a aceptarlos, sabiendo que son copias? ¿Cómo estamos seguros de no ser una copia nosotros mismos? La evolución de los personajes es curiosa: el protagonista, que al principio recibe a su «replicante» con miedo y rechazo, poco a poco se va acostumbrando a su presencia, le recuerda tanto (es exactamente como) una persona querida que perdió que finalmente prefiere no volver a la Tierra, quedarse en Solaris en el que sólo hay una estación científica escasamente poblada para no volver a perder a ésta persona, aún a sabiendas de que no es un ser humano «real»; mientras que la chica, que la principio no es consciente de su origen ni entiende el comportamiento del protagonista, poco a poco va dándose cuenta de lo que pasa, descubre que es una copia en base a los recuerdos de una persona real, finalmente se sacrifica para que no sea el protagonista el que lo haga quedándose en un planeta prácticamente desierto por seguir a su lado. De alguna forma ella se va humanizando movida por el amor hacia el protagonista, mientras que por el mismo motivo él no es que se deshumanice, pero si que decide aislarse de la humanidad, encerrándose en su mundo por estar acompañado de éste «fantasma». Da que pensar.

El libro se ha llevado al cine dos veces: en el 72 de manos de un director y reparto ruso, considerada un clásico y de la que he leído muy buenas críticas, si bien es un poco difícil de entrarle porque bueno… es en ruso :-D ; y en el 2002 con George Clooney como protagonista (no sé qué esperar de ésta versión). Me estoy bajando las dos, ya os contaré que tal. :-)

PD: próximo libro en la pila de lecturas pendientes: Valis, de Philip K. Dick.

El cómic de Ender

ender_poster_colfin.jpgVía Es La Hora de las Tortas!!! me entero de que Marvel está preparando dos series de seis cómics cada una basadas en El Juego de Ender y La Sombra de Ender, de Orson Scott Card.

Para quien no conozca la saga, el primer libro (el juego) nos sitúa en un futuro en el que la Tierra está en guerra contra una raza alienigena, y la única forma de derrotarlos consiste en entrenar desde niño al futuro comandante de la flota para que sea un estratega perfecto. El protagonista (Ender) es un niño que ingresa en ésta escuela de futuros líderes militares, y la historia va avanzando según va cambiando de un escuadrón a otro y participando en una serie de juegos de equipo, entrenamientos físicos, juegos de estrategia y videojuegos que van formándole para su futuro papel en la guerra, y según se va relacionando con el resto de niños de la academia.

A partir de aquí salen dos series de varios libros cada una:

  • la de La Sombra de Ender, que relata en el primer libro la misma historia que en El Juego pero desde el punto de vista de otro de los niños, y en los otros dos los años sucesivos a la guerra. El tono y tipo de esta serie es muy similar al del libro original.
  • y la de La Voz de los Muertos, que salta varios siglos en el futuro hasta el segundo encuentro con una raza alienigena: si en el primero sin llegar a mediar palabra se desencadena una guerra que acaba con la exterminación de las dos especies (no desvelaré detalles….), en éste segundo encuentro se establece una colonia mínima en el planeta natal de la otra raza para estudiarse mutuament, llegar a comprenderse, etc.

Personalmente, los únicos tres libros que recomendaría son el original (El Juego), que es de éstos que te enganchan y te lo acabas en pocas sesiones porque tienes que leer más; y el primero de cada serie, La Sombra y La Voz de los Muertos. El resto me parecen un rollo y más de lo mismo. Y de los tres, sin lugar a dudas mi preferido es La Voz de los Muertos: no tiene nada (pero NADA) que ver con los demás, los otros son de aventuras/acción/ciencia-ficción, éste es más de ciencia-ficción dura tirando a filosófica-profunda, sobre los problemas de entendimiento que habría en un primer contacto con una raza alienígena que lo que nosotros veamos blanco ellos igual lo ven negro, que azul, que tal vez no lo ven y por lo tanto no le dan importancia aunque para nosotros sea vital. Es un libro que me toca la fibra sensible, no sabría decir cómo ni por qué pero me atrapa de una forma muy distinta a los otros dos. Y desde luego, cuando palme no quiero un funeral al uso: quiero un portavoz que me ponga de vuelta y media. :-D

Y nada, no me enrollo más. A ver si sacan pronto los cómics porque el material es bueno y puede quedar muy bien. Y por otra parte puede ser un primer paso hacia la película que hace la tira de años que se rumorea que van a hacer…