Archivo de la etiqueta: Google

Google, reinventando Internet III: el DNS

Después de dar alternativas a los protocolos SMTP (Wave) y HTTP (SPDY), le ha tocado el turno al otro caballo de batalla de Internet: el DNS. Mucha gente no le da a este protocolo la importancia que se merece, pero muchas páginas que tienen problemas de rendimiento son por culpa de una mala gestión del DNS, suya o del dominio de algún elemento que tengan en la página (publicidad sobre todo).

Google ha anunciado en su blog oficial la disponibilidad de su nuevo servidor de DNS público. Esta vez no han inventado un nuevo protocolo, simplemente han añadido a su servidor una serie de optimizaciones como gestión compartida de caché entre todo el cluster (que a saber lo grande que es, con lo que va a estar cacheado ¿todo?) y pre-fetching, amén de unas cuantas medidas de seguridad para prevenir ataques DoS y de envenenamiento de cachés.

Esta vez no hay código, parece ser que esto es sólo un servicio gestionado. Las IPs de los DNS de Google son:

  • 8.8.8.8
  • 8.8.4.4

Puede ser una buena alternativa al DNS de tu ISP (la mitad hacen aguas) o a OpenDNS, que se granjeó bastantes enemistades cuando empezaron a redirigir el tráfico de dominios que no existían (y curiosamente, el de Google también) a páginas suyas. Por supuesto, esto va a levantar otra oleada de opiniones anti-Gran-Google-Hermano: si usas el servidor de DNS de Google, van a saber todos los dominios que visites. No cada página individual, pero si cada dominio. Y es que como (¿casi?) todo lo que hace Google, parece que tiene la doble intención de conseguir más y más información sobre los hábitos de los usuarios en Internet para afinar aún más su maquinaria de AdWords/AdSense.

Google, reinventando Internet

Primero fue Wave, que a mi modo de ver no es un intento de crear una red social ni de desbancar a Facebook ni a Twitter en lo suyo (aunque probablemente acabará/ía pasando), si no una forma de reinventar la comunicación en Internet: el principal medio de mensajería “serio” es el correo electrónico, y cualquiera que haya administrado un servidor estará de acuerdo conmigo en que el protocolo SMTP tiene problemas, MUCHOS problemas; Y luego está la mensajería instantánea, microblogging y demás. Para mi Wave es un intento de reinventar y unificar todas estas formas de comunicación en una sola, y además hacerla abierta, extensible y muy colaborativa. BTW, ¿a alguien le sobra alguna invitación para Wave? O:-) ¡Gracias, Luismi!

Y no contentos con reinventar el correo-IM-microblogging, ahora están jugando con un sustituto para el HTTP: el protocolo se llama SPDY y por lo visto ya tienen un servidor y una versión modificada de Chrome rulando, y en pruebas de laboratorio han visto mejoras de rendimiento del 50-60%. SPDY apunta a solventar problemas de latencias y mejorar el aprovechamiento de la conexión con medidas como no reenviar cabeceras HTTP (el equivalente) con cada GET, reaprovechar una única conexión TCP para enviar/recibir en paralelo varias peticiones en lugar de abrir una conexión TCP por cada elemento o pedir varios elementos en la misma sesión pero de forma secuencial, o permitir que el servidor inicie conexiones con el cliente para enviarle datos actualizados (bye-bye, AJAX). Suena bien.

Cambiar protocolos tan básicos que usa todo el mundo es difícil. Si no mirad cuántos años llevamos haciendo el paripé con IPv6. ¿Cómo se planifica la migración? ¿Se crean puentes entre el protocolo viejo y el nuevo para que durante el proceso haya interoperabilidad, o los primeros en migrar quedan aislados? Alternativas al SMTP hay más de una, pero ninguna ha fructificado. Sin embargo estoy convencido de que Google se va a llevar el gato al agua con Wave, y de aquí a unos (pocos) años el SMTP será un recuerdo del pasado. Y no me extrañaría que con SPDY acabara pasando lo mismo. Si hay alguien con recursos (mentes brillantes) y posición como para conseguir cambios así, es Google.

¿Qué será lo próximo? ¿IPvG?

Android rooteado

Creo que por aquí no he llegado a comentarlo, pero hace unos meses me pillé un HTC Magic de Vodafone, si, un móvil con Android. Al final he picado, yo que nunca me he llevado bien con los móviles y de hecho hasta entonces tenía el más sencillo que había encontrado en la tienda. :-)

El bicho es una pasada, todo lo que siempre prometieron las PDA pero en mi opinión nunca llegaron a cumplir. Hace un tiempo ya publiqué un artículo sobre mi opinión de todos estos dispositivos, que creo que están más cerca de los ordenadores (prácticamente en la liga de los netbooks) que de las PDA de antaño. Echando la vista atrás al final el iPod Touch se me quedaba pequeño para todo lo que quería hacer, sin Internet un chisme de estos no deja de ser una PDA muy avanzada; con Internet … ¿un pocket-netbook? Y con una gran ventaja si usáis todos los productos de Google (GMail con sus contactos, Calendar, etc.): sincronización automática, :-) uno de los mayores quebraderos de cabeza con cualquier teléfono o PDA resuelto de un plumazo.

El caso es que ayer me decidí a “rootearlo”. En el caso de los Android no lo veo tan necesario como con los iPhones/iPods Touch, el Market de Android es mucho más abierto que la AppStore de Apple pero aún así hay aplicaciones (aceptadas en Market) que necesitan root, la única limitación que tienes con el firmware original. Además de que quería probar algunas de las características de Hero y Donut que llevan las ROMs “cocinadas”, como p.ej. el multitouch. :-)

El proceso en estos momentos es lo más sencillo del mundo: la semana pasada se descubrió un bug en todos los kernels 2.4 y 2.6 de Linux que permite un escalado de privilegios local, y pronto un tipo desarrolló una aplicación para, con un solo click, ejecutarla y conseguir acceso total al sistema operativo del teléfono. Ya no hace falta instalar la SDK, ni andar con cables y consolas de desarrollo. Eso si, es de suponer que en breve las operadoras actualizarán el software de los teléfonos con el parche que corrige este agujero de seguridad, con lo que me dije “ahora o nunca”. Es el momento antes de que con la próxima actualización ya no se pueda rootear tan fácil y haya que volver al método tradicional.

No voy a explicar el proceso porque en El Androide Libre se han currado un tutorial la mar de sencillo para rootear e instalar la ROM de Cyanogen, que por supuesto ya lleva parcheado el bug. Sólo algunos detalles:

  • momento de pánico: al primer intento el móvil se me quedó frito en el arranque después de la actualización. Solución: en el menú del “Recovery Mode” (arrancar con encendido y casita, es una especie de “lilo” que en el 1er paso del rooteo se sustituye por otro más avanzado que permite hacer backups e instalar las ROMs) hacer un wipe antes de instalar. Acojona. :-)
  • se puede volver al firmware original de Vodafone y el móvil queda como si no hubiéramos hecho nada, para eso el paso del  “Nandroid backup”. De hecho después de la petada hice esto para recuperar un par de puntos de cordura antes de volver a intentar el proceso (previo wipe).
  • tras la instalación el nuevo sistema no está completamente traducido al español, lo típico de cualquier aplicación de Linux, que con la nueva versión no se ha actualizado el .po de gettext y alguna que otra frase sale en inglés.
  • también se pierde la configuración de los APN de Vodafone, con lo que nada más arrancar no hay acceso a Internet (p.ej. el registro de la cuenta de Google falla). La configuración hay que hacerla a mano, datos aquí (si, si, pone Airtel).
  • y parece que se pierde también la configuración de todas las aplicaciones, a pesar de que guardé y luego restauré aplicaciones y datos con el MyBackup. :-/ La configuración del sistema si que la restaura, pero la de las aplicaciones no. :-(

Aparte de eso … como la seda. Aún no le he metido caña con lo que p.ej. lo de que la batería aguanta más no lo he podido comprobar. Pero si que funciona el multitouch (en el navegador se puede hacer zoom “pinchando” como en el iPhone), y si que da la impresión de que todo va más rápido, más fluido. No en vano la Cyanogen se originó en el Dream, con menos memoria que el Magic, así que si está optimizada para funcionar con un dispositivo menos cañero con éste va de lujo.

Ahora a meterle caña al juguete. :-)