Archivo de la etiqueta: iphone

Android rooteado

Creo que por aquí no he llegado a comentarlo, pero hace unos meses me pillé un HTC Magic de Vodafone, si, un móvil con Android. Al final he picado, yo que nunca me he llevado bien con los móviles y de hecho hasta entonces tenía el más sencillo que había encontrado en la tienda. :-)

El bicho es una pasada, todo lo que siempre prometieron las PDA pero en mi opinión nunca llegaron a cumplir. Hace un tiempo ya publiqué un artículo sobre mi opinión de todos estos dispositivos, que creo que están más cerca de los ordenadores (prácticamente en la liga de los netbooks) que de las PDA de antaño. Echando la vista atrás al final el iPod Touch se me quedaba pequeño para todo lo que quería hacer, sin Internet un chisme de estos no deja de ser una PDA muy avanzada; con Internet … ¿un pocket-netbook? Y con una gran ventaja si usáis todos los productos de Google (GMail con sus contactos, Calendar, etc.): sincronización automática, :-) uno de los mayores quebraderos de cabeza con cualquier teléfono o PDA resuelto de un plumazo.

El caso es que ayer me decidí a “rootearlo”. En el caso de los Android no lo veo tan necesario como con los iPhones/iPods Touch, el Market de Android es mucho más abierto que la AppStore de Apple pero aún así hay aplicaciones (aceptadas en Market) que necesitan root, la única limitación que tienes con el firmware original. Además de que quería probar algunas de las características de Hero y Donut que llevan las ROMs “cocinadas”, como p.ej. el multitouch. :-)

El proceso en estos momentos es lo más sencillo del mundo: la semana pasada se descubrió un bug en todos los kernels 2.4 y 2.6 de Linux que permite un escalado de privilegios local, y pronto un tipo desarrolló una aplicación para, con un solo click, ejecutarla y conseguir acceso total al sistema operativo del teléfono. Ya no hace falta instalar la SDK, ni andar con cables y consolas de desarrollo. Eso si, es de suponer que en breve las operadoras actualizarán el software de los teléfonos con el parche que corrige este agujero de seguridad, con lo que me dije “ahora o nunca”. Es el momento antes de que con la próxima actualización ya no se pueda rootear tan fácil y haya que volver al método tradicional.

No voy a explicar el proceso porque en El Androide Libre se han currado un tutorial la mar de sencillo para rootear e instalar la ROM de Cyanogen, que por supuesto ya lleva parcheado el bug. Sólo algunos detalles:

  • momento de pánico: al primer intento el móvil se me quedó frito en el arranque después de la actualización. Solución: en el menú del “Recovery Mode” (arrancar con encendido y casita, es una especie de “lilo” que en el 1er paso del rooteo se sustituye por otro más avanzado que permite hacer backups e instalar las ROMs) hacer un wipe antes de instalar. Acojona. :-)
  • se puede volver al firmware original de Vodafone y el móvil queda como si no hubiéramos hecho nada, para eso el paso del  “Nandroid backup”. De hecho después de la petada hice esto para recuperar un par de puntos de cordura antes de volver a intentar el proceso (previo wipe).
  • tras la instalación el nuevo sistema no está completamente traducido al español, lo típico de cualquier aplicación de Linux, que con la nueva versión no se ha actualizado el .po de gettext y alguna que otra frase sale en inglés.
  • también se pierde la configuración de los APN de Vodafone, con lo que nada más arrancar no hay acceso a Internet (p.ej. el registro de la cuenta de Google falla). La configuración hay que hacerla a mano, datos aquí (si, si, pone Airtel).
  • y parece que se pierde también la configuración de todas las aplicaciones, a pesar de que guardé y luego restauré aplicaciones y datos con el MyBackup. :-/ La configuración del sistema si que la restaura, pero la de las aplicaciones no. :-(

Aparte de eso … como la seda. Aún no le he metido caña con lo que p.ej. lo de que la batería aguanta más no lo he podido comprobar. Pero si que funciona el multitouch (en el navegador se puede hacer zoom “pinchando” como en el iPhone), y si que da la impresión de que todo va más rápido, más fluido. No en vano la Cyanogen se originó en el Dream, con menos memoria que el Magic, así que si está optimizada para funcionar con un dispositivo menos cañero con éste va de lujo.

Ahora a meterle caña al juguete. :-)

Organización!

Algunas personas que me conocen dicen que soy muy organizado… ¡Ja! Después de decir eso tengo mis dudas de que realmente me conozcan. :-)

Soy un auténtico desastre. Nunca sé dónde tengo las cosas. Planifico hacer mil historias y al final me quedo toda la tarde mirando cosas por Internet y no hago nada. Y al día siguiente me estreso al pensar en todo lo que quiero hacer y no encuentro tiempo para hacerlo. Me entretengo horas y horas con cualquier chorrada posponiendo algo más importante… típico informático, supongo, procrastinando a toda hora.

El caso es que alguna vez que lo he intentado, he conseguido organizarme un poco, ponerme algunas metas, y sacar cosas adelante. Sin ir más lejos algo antes del verano escribí esta lista en un simple “todo.txt”:

  • comprar moto: ¡lo hice!
  • sacar carné A: con el accidente es algo que quedó “on hold”, para este año ;-)
  • sacarme el Advanced Open Water: a medias por culpa del accidente, me quedan 3 prácticas para acabar. Digamos que hecho.
  • viaje buceo Mar Rojo: es algo que voy a hacer este año, incluso hay fecha ya para el viaje. ;-)
  • operar vista: estoy en ello, llegué a hacerme las pruebas pero también con el accidente se me desbarataron un poco los planes… el día 30 voy a repetirlas porque ya han pasado más de 3 meses.
  • cambiar de piso: hecho!
  • ir al dentista: hecho! (llevaba unos tres años sin ir)
  • apuntarme a algún curso: esto no… mmm…
  • gimnasio?: la interrogación era porque pesas no me mola. ¡Kendo! ¡Hecho!
  • apostatar: buf, a medias… carta a la iglesia y el obispado, no me moló la contestación, carta a protección de datos… no contestaron, o si contestan ya como tenían la dirección de Las Rozas… tengo que retomarlo. :-/
  • aprender a tocar la guitarra: bueno, bueno, qué mal… me compré la eléctrica en las navidades del 2007 y no he aprendido casi nada. Otra cosa que tengo que retomar.
  • dos o tres proyectos de desarrollo: ahí ahí, luego hablo más del tema. ;-)

Bueno, el caso es que la lista sirvió, para (los días que me acordaba) mirarla y recordar todas las cosas que quería hacer y que al final por culpa de los árboles no las veía. Bastantes salieron adelante. Y las que no, la lista me ayuda a recordarlas para que de éste año no pasen.

Sobre los proyectos que comentaba, llegó un momento que me organicé igual: listas, los dividí en pequeñas tareas, pequeños pasos porque vi que si iba a saco a por todo me perdía, no me centraba. Y cada día una chorradita nueva, estuve una temporada sacando las cosas adelante. Aunque al final con la mudanza y tal la cosa se detuvo y estoy ….. intentando decidirme a retomarlo. Todo es empezar.

El caso es que, por estas experiencias, estoy seguro de que por muy vago y desastre que sea, soy capaz de organizarme mejor y realmente sacar cosas adelante. Y el otro día “blogueando” entre éste y el blog de un amiguete me habló de los métodos Getting Things Done y Zen To Done. De hecho llevaba tiempo queriendo llevar a la práctica algo de esto, dese que voy en metro a currar y he recuperado el hábito de la lectura :-D estoy intentando mezclar uno de ficción y otro de ciencia, empresa o lo que sea… y un libro que tengo en la pila de pendientes es Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.

Así que este es mi único propósito nuevo para éste año: ¡¡organización!! Estoy convencido de que si consigo no remolonear tanto en mi tiempo libre, ser consciente de lo que quiero hacer y ponerme a ello, muchas, muchas otras cosas vendrán seguidas.

Por ahora ya he empezado: me he hecho con software de GTD tanto para el Mac como el iPhone y he pasado las listas que tenía en el “todo.txt” y algún papel por el escritorio ahí. Y ya he ido añadiendo alguna cosa sobre la marcha en el iPhone. Es mi primer “reto de 30 días”: aplicar el método. :-)

¿MP3? ¿Teléfono? ¿PDA? ¿O hiper-mega-ultra-portátil?

La mayoría de la gente ve el iPhone como un teléfono con muuchos extras, mientras que todos conocemos las carencias que tiene como teléfono. Yo personalmente veo tanto al iPhone como al iPod Touch como ultra-portátiles avanzados a su tiempo. Me explico:

Ahora están de moda los ultra-portátiles, todo el mundo quiere uno (yo me lo estoy pensando :D). ¿La idea? Portátil pequeño sacrificando tamaño de pantalla, teclado y el lector de DVD, peso reducido, batería con bastante autonomía, pero en general sin demasiada potencia de cálculo. La función principal, y de algunos modelos casi la única, es conectarse a Internet: web, correo, IM, etc. Gracias a que hoy en día se puede hacer casi todo on-line (¿Word u OpenOffice? ¿Para qué con las alternativas on-line que ya hay?) ya no es tan necesaria la potencia en la propia máquina, mientras que tengas suficiente para ejecutar una aplicación AJAX. Y el hecho de que sea tan pequeño, pese tan poco y tenga bastante autonomía lo hacen ideal para llevártelo de viaje e ir descargando las fotos, leyendo el correo y publicando cosas en el blog sobre la marcha.

Ahora bien, ¿no se puede hacer todo eso mismo con el iPhone/iPod Touch? Con el Touch lo de las fotos no porque no tiene cámara, pero luego hablo de eso. ;-) Vale que con una PDA, o una BlackBerry también. Pero el problema que tengo con PDAs y otros teléfonos-con-esteroides es que me resultan incómodos de usar y las aplicaciones son feas, poco curradas, muy básicas. Y no hay variedad, tienes las cuatro del fabricante y ya está. Sin embargo con mi Touch no tengo esa sensación de incomodidad y ya hay algunas aplicaciones muy pero que muy curradas.

Principales diferencias que veo entre las PDAs y el iPhone:

  • Un sistema operativo DE VERDAD: señores, tenemos un MacOS X, todo un UNIX, en el bolsillo. Tal vez con la instalación de fábrica no sea tan evidente, pero si lo jailbreakeais (palabro) y le metéis un terminal y las BSD-utils… :-D Y quien dice un OS X dice un Android.
  • Aplicaciones DE VERDAD, mucha variedad, y curradas: como decía las aplicaciones de PDA siempre me han parecido de juguete e incómodas. Y escasas. P.ej., el correo de la BlackBerry me parece un coñazo. O el navegador de cualquier móvil/PDA, horrorosos, sin soporte para frames ni Javascript… Comparadlo con el lector de correo del iPhone, con el Safari, etc. Y el resto de aplicaciones disponibles a día de hoy en la AppStore y en Cydia. Juegos, visores de varios tipos de documentos, clientes de VNC y Terminal Server. Hay de todo.
  • Un interfaz cómodo DE VERDAD: nunca me han gustado los interfaces de PDA con lápiz, me parecían lentos y artificiales. Sin embargo el multi-touch, bien usado, es muy cómodo. En primer lugar no te hace falta el lápiz, en segundo en el momento que una aplicación admite gestos con varios dedos como rotados, “pellizcos”, etc. ¿Habéis visto p.ej. el Google Earth para iPhone? Es genial. Imaginaros p.ej. un pequeño Photoshop que permita hacer cuatro cosas: rotar, recortar y algunos ajustes básicos (partimos de la base que no tenemos CPU para hacer muchas virguerías). Rotar: girar con dos dedos. Recortar: pellizcar hasta ajustar las esquinas de la caja. Ajustes de color: barras deslizantes que mueves con el dedo. ¡¡Cómodo, fácil e intuitivo!! Aún faltan aplicaciones, y sobre todo aplicaciones que den éste giro de aprovechar de verdad bien los gestos multi-touch. Pero tiempo al tiempo.

Desde luego que por muy cómodo que sea no es como para estar horas trabajando con el iPhone, o para escribir un documento largo con el teclado en pantalla. Pero es que en principio los ultra-portátiles tampoco. Si, sin más cómodos, pero los modelos más pequeños y por tanto con teclado más reducido también son incómodos para trabajar (escribir) mucho rato, y los más grandes… son más grandes. :-) Estamos comparando un ultra-portátil que puedes llevar en un bolso o mochila, con uno que puedes llevar en el bolsillo.

Personalmente a mi iPod Touch sólo le echo en falta dos cosas:

  • Conexión 3G: pero entonces tendría un iPhone! :-D Aunque no lo echo de menos para hablar, si no para poder conectarme a Internet cuando no tenga una Wifi a tiro. Alguna vez ya he comentado que prefiero un trasto la mitad de fino y con el doble de capacidad, a costa de sacrificar el 3G (también hay quien prefiere tener sólo un cacharro el doble de gordo en vez de iPod + teléfono aparte, otra opinion perfectamente razonable).
  • Un puerto USB: en realidad es la única carencia que le veo a la hora de considerarlo un ordenador “de verdad”, la falta de conectividad con periféricos y otros cachivaches. Imaginaros que en vez del conector para el dock de Apple tuviera un puerto USB normal y corriente. O que alguien sacara un conversor dock-USB. Te lo llevas de viaje y puedes conectarlo a la cámara de fotos, editar las fotos y subirlas a Picassa. O pincharle un lector de tarjetas para actualizar la lista de radares del TomTom. O enchufarlo al ordenador de buceo para descargar los datos de la última inmersión. O casi mejor, que todos estos dispositivos tuvieran bluetooth y nos olvidamos del USB. ¿No es precisamente para éstas cosas para las que se quiere un ultra-portátil?

En fin, acabo el post tipo “soy un Apple-fan-boy que te cagas y me mola mi Touch” xD resumiendo mi v isión del iPhone y el Touch: todo este rollete viene a que en mi opinión estos chismes no son meros teléfonos o reproductores multimedia, si no que están desdibujando la línea entre ultra-portátil y PDA. De hecho creo que serían la evolución lógica de los ultra-portátiles de aquí a unos años, sólo que los tenemos ya, aquí y ahora.

Nueva Mapple Store en Springfield

A estas alturas supongo que todos habréis visto ya el video, no sólo en webs de temática friki-apple si no que incluso en El País han comentado que en el último episodio de Los Simpsons han hecho una parodia de Apple, las keynotes de Steve Jobs y el iPhone. Bueno, por si hay algún despistado, ahí va (antes de que lo borren de Youtube, que ya han quitado varios):