Archivo de la etiqueta: La Llosa

Inmersión doble isla de Benidorm/Llosa

Y seguimos con las inmersiones de éste fin de semana. :-) Ayer domingo por la mañana, antes de volverme a Madrid, una doble en la isla de Benidorm y la Llosa.

Normalmente haríamos primero la Llosa (más profundidad) y luego la isla, pero esta vez lo hicimos al contrario porque llegando en la barca había otras 4-5 en la Llosa y ninguna en la cara norte de la isla, así que Jose decidió hacerlo al revés. Y nos salió bien la jugada, estuvimos solos en las dos inmersiones.

La de la isla cara norte, tranquilita, si acaso con agua un poco fresca y eso sí con una visibilidad extraordinaria. La verdad es que creo que nunca había llegado tan lejos, de hecho pasamos por una pequeña cueva en la que había un Belén (si, si, de los de Navidad) bajo el agua que no había visto nunca antes. Respecto a la vida, un montón de nudibranquios pequeños, de color lila. Desde el Rojo cada vez me fijo más en la vida pequeña que hay en la roca.

Día: 28/6/2009
Compañera: Vero
Lugar: Isla de Benidorm, cara norte
Temperatura: 24º
Termoclina: 21º, 20m
Visibilidad: Muy Buena
Botella: 15L
Presión inicial: 190
Final: 80
Profundidad: 22,6 metros
Tiempo: 50'
Hora de entrada: 10:22
Hora de salida: 11:12

Vuelta a la barca, cambio de botella, camino a la Llosa, breve briefing y como entre una cosa y otra habían pasado ya unos 50′, al agua otra vez.

Visibilidad todavía excelente, agua completamente calma. ¡Y fría! Aunque es curioso porque según el ordenador el agua en la isla estaba más fría. Debe ser la sensación térmica después de haber estado 50′ en la barca, con el neopreno puesto y a pleno sol (sudada de espanto) y luego haber vuelto al agua. De hecho mi compañera llegó un momento que se volvió a la zona del amarre y luego la «repescamos» cuando fuimos perdiendo profundidad.

Vimos como de costumbre muchas morenas (ahora en los agujeros, no fuera como el viernes noche), bastantes pulpos (igual, escondidos), y como nota especial un banco de barracudas bastante grandes y un milano «volando». Estos bichos son preciosos, se mueven como un pájaro bajo el agua.

Día: 28/6/2009
Compañera: Vero
Lugar: La Llosa
Temperatura: 26º
Termoclina: 19º, 30m
Visibilidad: Muy Buena
Botella: 12L
Presión inicial: 190
Final: 50
Profundidad: 32,7 metros
Tiempo: 52'
Hora de entrada: 12:01
Hora de salida: 12:53

Nocturna brutal en La Llosa

El viernes pasado que estuve en Alicante aproveché para hacerme una nocturna en La Llosa, esa gran desconocida… al menos de noche.

¡Y tanto que desconocida! Acostumbrado a la vida de siempre, la nocturna fue espectacular: nada más empezar a bajar por la cortada, en una especie de balcón que hay, un milano/manta águila (según con quién hable dice una cosa u otra y yo aún no los distingo); mogollón de morenas de todos los tamaños fuera de la roca, de cacería; mogollón también de pulpos, algunos enormes, y vimos uno cazando (acorrala a la presa y se hincha, encerrándolo entre los tentáculos); zapatillas, muchas también.

Y la guinda: entramos en la cueva y hay dos zapatillas en el techo. Yo iba justo detrás de Rosa y me hace señas de que salga para que puedan entrar los demás, y al ir a salir ¡me encuentro con un calamar de morros! ¡Joder qué subidón! :-D No había visto aún un calamar bajo el agua, y eso que en el Rojo había la tira. El bicho entró con nosotros en la cueva atraído por las luces, pero se debió atontar/deslumbrar y luego iba dándose golpes con el techo y contra nuestras manos. Al final salimos todos y dejamos al pobre bicho en paz.

Al final, en la parada de seguridad (que en la Llosa es muy cómoda, porque la parte de arriba está a 6-7m) hicimos algo que nos comentó Rosa en la barca: apagar las linternas. Y si, al final el ojo se acostumbra. Es toda una sensación estar realmente a oscuras bajo el agua y ver, poco, pero poderte mover a oscuras.

En fin, que las nocturnas son otro mundo. Aparte de la sensación de estar en la película Abyss (todo negro y focos de luz que se mueven), la cantidad y variedad de vida es completamente distinta a la que se ve durante el día. Todo un nuevo universo por explorar.

Día: 26/6/2009
Compañera: Pili
Lugar: La Llosa
Temperatura: 24º
Termoclina: 18º, 21m
Visibilidad: Buena
Botella: 15L
Presión inicial: 190
Final: 60
Profundidad: 27,4 metros
Tiempo: 52'
Hora de entrada: 22:12
Hora de salida: 23:04

Primera inmersión del año

Llevaba sin bucear desde diciembre, y hoy pese al tiempo (pronóstico chungo, lluvia a primera hora de la mañana, nublado, algo de viento …) he vuelto a bajar a La Llosa por enésima vez.

Como decía a primera hora (8am… viendo la F1) estaba lloviendo así que antes de salir para la Vila he llamado a Jose para confirmar si buceábamos o no. Me ha dicho que si y para allá que me voy (ya había dejado de llover). Nubes, eso si, y frío para los días tan buenos que estaba haciendo. Nos vestimos, al barco y rumbo a la isla. ¡¡Daba frío sólo del agua que salpicaba por el camino!! Y por el camino empezamos a ver uno de los problemas: olas. Viento de Levante que traía más agua hacia nosotros.

Fondeamos, y acabando de equiparnos entre que el traje semi-seco me aprieta bastante el cuello y el movimiento de las olas me agobio un poco… no llego a marearme pero casi. Solución fácil, acabo de equiparme rápido y ¡al agua!

16º según el ordenador en superficie, seguro que a más profundidad hay algún grado menos… la verdad con el semi-seco se llevan muy bien estas temperaturas. Bueno, a por el cabo porque con el oleaje es un coñazo estar aleteando en superficie. Nos juntamos todos y para abajo.

Mala visibilidad. Vale, tal vez mala, mala no pero regular desde luego que si. Y corriente, es imposible avanzar en línea recta, tienes que aletear en diagonal, dejarte llevar, empujar cuando la corriente para … nos juntamos en la parte de arriba de La Llosa, llegamos como podemos (medio aleteando, medio a gatas) a la cortada y para abajo. Al resguardo de la roca ya no hay corriente y podemos empezar a disfrutar.

La inmersión en sí nada del otro mundo, hace frío y los bichos se esconden. Dentro de unos meses habrá más vida pero por ahora … algunos peces despistados, un par de «vaquitas suizas» XD y poco más. Y cada vez que salíamos del resguardo de la roca, corriente otra vez. Es un coñazo porque al no poder mantener una posición estable si el grupo va junto es imposible chocarse con los compañeros: en las aletas, en las gafas, en el manguito del regulador… Aún así ha estado bien, una un poco jodida en cuanto a corriente como esta hace que una más chunga p.ej. en Cabo Palos no acojone tanto, siempre es experiencia. Y además que palos con gusto no pican, que al final nadie viene aquí a punta de arpón. ;-) Hacemos esto como dice la canción, «porque nos gusta, y porque nos divierte».

Datos:

Fecha: 29/3/2009
Hora: 11:23
Profundidad: 32m
Tiempo: 38 minutos
Botella: 12L
Presión inicial-final: 190-40

Y al final se cumplió el pronóstico de lluvia: ha sido salir del agua, coger el coche y empezar a llover. ¡Por poco!

Ya de vuelta en casa he resuelto una duda que hacía tiempo me tenía en un brete: SI, es posible endulzar el equipo en una ducha de 60×60. Sólo hay que ser un poco contorsionista.

img_0018img_0019img_0020

Seis inmersiones en un fin de semana

Fin de semana de buceo de los buenos en Alicante. Aprovechando que el viernes era fiesta en Madrid, el jueves por la noche tiré para casa. Inmersiones:

  • Viernes por la mañana, dos en Cala Palmera de prácticas de orientación con brújula: seguir rumbos simples durante 1 ó 2 minutos, y volver atrás; y rumbos dobles, 1 minuto en un rumbo, dejas un testigo, y otro minuto en otro rumbo, y luego deshacer los dos caminos sin perderse. Le cogí el truco bastante bien a la brújula, no tanto a la orientación natural (soy bastante despistado y me cuesta fijarme y recordar características del sitio por el que voy…)
  • Viernes por la noche: nocturna en la isla de Benidorm. Acojonante, mi primera nocturna, toda una experiencia. Al principio un lío hasta que vas cogiendo referencias para reconocer al compañero de entre el resto de lucecitas bajo el agua (el color de la luz testigo en la grifería, alguna marca en el traje), y para no perderse del instructor. Pero a la de 10-15 minutos ya le coges el truco y como pez en el agua (nunca mejor dicho). Muy distinta a una inmersión diurna, p.ej. los pulpos en vez de estar metidos en la roca los ves por ahí nadando o moviéndose por el suelo, tipos de peces distintos y (curioso) peces quietos, sobando. XD
  • Sábado por la tarde: la mejor inmersión que he hecho por ahora, y van 31. Cabo de Palos, bajo de dentro y las agujas. IMPRESIONANTE la cantidad de meros ENORMES y bancos de barracudas, y sobre todo que no se asustaban, pasabas a su lado y tan panchos. :-D También vimos dos milanos, uno a ras de fondo y el otro «volando». Preciosos. Y todo ésto con una visibilidad buenísima y sin nada de corriente, que mi anterior inmersión aquí fue un auténtico infierno.
  • Domingo por la tarde: la clásica inmersión doble, isla de Benidorm y Llosa. Entre que ya me conozco el sitio y después de la del sábado, me supo a poco. :-/

Lo peor: volver a Madrid con toda la caravana… salí de Benidorm a las 20:30 y llegué a casa a las 3:00!!!! Lo más estrambótico de la vuelta, media hora en una gasolinera porque estaban con el cambio de turno y entre unos y otros no se aclaraban para desbloquear los surtidores y poner la cantidad que querías, y mientras haciéndose una cola impresionante y la gente poniéndose más y más nerviosa. En fin, es lo que tiene los puentes.