Archivo de la etiqueta: mar rojo

Viaje al Mar Rojo

Ayer volví del Mar Rojo, mi tercer viaje de buceo (después de Almería e Ibiza) y la primera vez que salgo de Europa, la primera vez en mi vida que tengo que usar el pasaporte. Ya tocaba.

El viaje una gozada: la organización perfecta, los compañeros cojonudos, las inmersiones alucinantes, la tripulación del barco una risa (sobre todo Tita, menudo showman) … la única pega es que la mitad acabamos mal del estómago o constipados y uno con otitis. Yo las dos primeras: con el aire acondicionado que era un coñazo (calor … frío … calor … frío) acabé medio resfriado, mal de la garganta y un poco de los oídos; y con las comidas con el estómago algo flojo, aunque ni una cosa ni la otra me impidió hacer 19 inmersiones en cinco días.

Y es que este tipo de viajes es la mejor forma de coger experiencia buceando, además de una forma cojonuda de desconectar del mundo y sobre todo del estrés del trabajo son una especie de «práctica intensiva» de buceo: el año pasado en Ibiza fue cuando me empecé a soltar más y bajé bastante el consumo, al haber ganado bastante confianza; y en este viaje ¡he hecho prácticamente tantas inmersiones en una semana como estaba haciendo en todo un año! Llegué al rojo con 41 tras casi dos años buceando y he salido con 60.

Mar Rojo, 23-30 mayo 2009El sábado 23 yo acudí diréctamente a la T4 de Barajas, donde me reuní con el resto del grupo de Aquaventura y dos chicos vascos que venían al mismo barco. Volamos al Cairo y cogimos otro avión a Sharm el Sheik. Allí nos esperaba el SnapDragon (nuestro barco) en el puerto deportivo de Marina Travco. Embarcamos, repartimos camarotes y a dormir. En el barco ya estaba una pareja de portugueses que también nos acompañó en las inmersiones.

El domingo empezó la rutina de a bordo:

  • Mar Rojo, 23-30 mayo 2009En pié a las 6 o por ahí
  • Briefing, y primera inmersión sobre las 6:30-7:00 (menos el 1er día que teníamos que esperar autorización para salir de puerto)
  • Desayuno y dormidita hasta la siguiente inmersión (que madrugar tanto de vacaciones es malo)
  • Sobre las 10:30 briefing, y sobre las 11-11:30 segunda inmersión.
  • Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Comida y siesta!
  • Briefing sobre las 15:30 y tercera inmersión sobre las 16:00
  • Merienda!
  • Briefing e inmersión nocturna sobre las 20:30-21:00 (menos el segundo día, mucha corriente y nocturna con corriente mal royo)
  • Cena y a la cama!

Como véis la cosa se resume en comer, dormir y bucear. :-D Y en los ratos sin dormir, en el barco tomando el sol, leyendo, bebiendo muuucha agua, y comentando las inmersiones con los compañeros.

La primera inmersión fue un poco «especial» porque es la que usan los divemasters (M@rk y Suzuki alias «el maraca») para ver el nivel de la peña. En el Rojo el control de la flotabilidad es muy importante para no cargarse el coral, y es especialmente complicado por dos factores: botellas de aluminio que pesan menos que las de acero, y más salinidad del agua que te hace flotar más. P.ej. con el traje de 5mm yo suelo llevar 5Kg de lastre, así que por lo de la botella que pesa menos empecé la inmersión con 8Kg ¡y al vaciar el jacket no me hundía! Con 9Kg me hundía pero poco, 1m o así, tendría que aletear para sumergirme del todo y eso con la botella llena. Como con la botella vacía me podría dar problemas en la parada de seguridad al final me metí 10Kg: 4 en el cinturón, 4 en el jacket, y 2 en la correa de la cincha de la botella (truco de Luismi), para equilibrar bien el peso y no sobrecargar los riñones.

Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Las inmersiones, como he dicho, una auténtica pasada: praderas de coral inmensas, jardines comparables a campos en superficie, algo acojonante y con muchísima diversidad y colorido, preciosos; y una variedad de vida también impresionante: peces payaso (¡Nemo!), loro, unicornios, tigre, napoleón, escorpión, piedra (venenosos!), atunes, cirujanos, rayas, gambas, nudibranquios de todas las formas y colores desde los más pequeños a los más grandes («bailarinas españolas») y lo que más me impactó, las tortugas, increíble la gracia que tienen para moverse y la forma de pasar de todo, van a su bola.

Log resumido de las inmersiones:

  1. Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Ras Katy (arrecife, domingo 24, 10:51, 21,3m, 65′)
  2. Anemona City, Shark & Yolanda Reef (arrecife, domingo 24, 15:07, 26,9m, 56′)
  3. Sha’ab Abu Nahas (arrecife, domingo 24, 20:26 nocturna, 20,1m, 47′)
  4. Ghannis D (pecio, lunes 25, 7:22, 22m, 57′)
  5. Carnatic (pecio, lunes 25, 11:40, 25,1m, 53′)
  6. Barge (pecio+arrecife, lunes 25, 16:21, 14,2m, 69′)
  7. Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Rosalie Möller (pecio, martes 26, 6:58, 34,8m, 47′, 7′ deco)
  8. Shag Rock + Kingston (pecio+arrecife, martes 26, 16,3m, 59′)
  9. Thistlegorm, interior (pecio, martes 26, 16:27, 24,9m, 55′)
  10. Thistlegorm, interior/exterior (pecio, martes 26, 20:50 nocturna, 26,5m, 47′)
  11. Thistlegorm, exterior (pecio, miércoles 27, 6:48, 29,8m, 49′)
  12. Small Crack (arrecife, miércoles 27, 11:01, 20,6m, 55′)
  13. Tower (azul, miércoles 27, 16:01, 27,6m, 58′)
  14. Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Gordon Reef (arrecife, miércoles 27, 20:20 nocturna, 10,4m, 52′)
  15. Thomas Reef (arrecife, jueves 28, 7:12, 32,5m, 49′)
  16. Jackson Reef, Garden 2 (arrecife, jueves 28, 11:39, 27,4m, 53′)
  17. Jackson Reef, Garden 1 (arrecife, jueves 28, 16:07, 28,7m, 53′)
  18. Gordon Reef (arrecife, jueves 28, 19:33 crepuscular X-D, 12,3m, 50′)
  19. Jackson Reef, Garden 1 (arrecife, viernes 29, 7:00, 20’5m, 48′)

Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Las más impresionantes sin duda las del Thistlegorm, no en vano hicimos tres inmersiones seguidas en este pecio. Y es que el Thistlegorm es lo que todo el mundo espera de un barco hundido: poder entrar y «corretear» por los pasillos y las bodegas todavía repletas con el cargamento original, en este caso ni más ni menos que cargamento militar de la II Guerra Mundial con camiones, motos, tanques, vagones y máquinas de trenMar Rojo, 23-30 mayo 2009, munición, etc. Y la nocturna, indescriptible. Si ya de por sí entrar en un barco hundido a 25m de profundidad da una sensación de entrar en un sitio secreto, prohibido, casi fantasmagórico … imaginároslo de noche y alumbrados sólo por los focos de las linternas. Acojona, impresiona, emociona y da un tremendo respeto, a partes iguales. Además de la vida que sólo sale por la noche, como las gambas y las zapatillas enormes que vimos en esta inmersión.

Mar Rojo, 23-30 mayo 2009Las más bonitas, las distintas inmersiones en arrecifes, y sobre todo para mi Small Crack. Fue una inmersión especial, aparte de la belleza de las praderas de coral vimos un pez halcón (diminuto y escondido en el coral negro, difícil de encontrar), una tortuga comiendo, y dos rayas águilas, una de las cuales se asustó al acercarse y huyó hacia arriba pasando de 0 a 100 en cero-coma. Todo un espectáculo.

La peor, Tower. Era una apuesta, un «a ver qué pasa»: descender en mitad del azul hasta casi los 30m en un punto por el que a veces pasa vida grande (tiburones, etc.) y dejarse llevar por la corriente mientras dure el aire, a ver si hay suerte. No la hubo. Vimos algún atún pero no puntas blancas ni tiburones martillo, ni mucho menos el tiburón ballena que los más veteranos se morían por ver. De hecho el único tiburón que vimos, y de lejos (y se fue en seguida) fue en la primera inmersión, en la que a penas acertamos a adivinar el perfil del bicho.

Con la cámara, bien, aunque aún necesito práctica. No la bajé a todas las inmersiones y en las que bajé hacía cuatro fotos, me la guardaba, y al cabo de un rato cuando veía algo que me llamaba la atención hacía cuatro más. No se disfruta igual si vas pendiente de ir haciendo fotos, aparte de que puedes ralentizar al grupo y consumes más (unos 10-20 bares más en comparación con mi compañero, que íbamos más o menos igual de consumo, si llevaba cámara o no). Cosas que he aprendido a la vista de los resultados:

  • Nada de fotos «panorámicas». No se ve nada. No sé si es cosa de los sensores de mi cámara (no se puede pedir mucho por 100€ cámara + carcasa) o algo general de la fotografía submarina. Hay que centrarse en los detalles y acercarse al «motivo» de la foto.
  • Corolario de la anterior: tengo que empollarme bien cómo va la cámara para aprovechar los modos macro y demás, porque la llevo siempre en automático (soy un desastre con las fotos, incluso arriba del agua).
  • Es muy importánte pararse y apoyarse en algo aunque sea con el dedo para estabilizarse, si no las fotos salen movidas o desenfocadas.
  • Me estoy planteando activar el flash siempre. Según se baja de profundidad se pierden colores (el rojo el primero), por eso la mayoría de las fotos tienen tonos azulados y verdosos nada más. Las que tienen más colorido son porque eran a 5-6m de profundidad o bien porque se disparó el flash.

Y nada más… haced click en la foto de abajo para ver el album completo del Mar Rojo. Y el año que viene, más (eso espero!) :-D

Mar Rojo, 23-30 mayo 2009

Organización!

Algunas personas que me conocen dicen que soy muy organizado… ¡Ja! Después de decir eso tengo mis dudas de que realmente me conozcan. :-)

Soy un auténtico desastre. Nunca sé dónde tengo las cosas. Planifico hacer mil historias y al final me quedo toda la tarde mirando cosas por Internet y no hago nada. Y al día siguiente me estreso al pensar en todo lo que quiero hacer y no encuentro tiempo para hacerlo. Me entretengo horas y horas con cualquier chorrada posponiendo algo más importante… típico informático, supongo, procrastinando a toda hora.

El caso es que alguna vez que lo he intentado, he conseguido organizarme un poco, ponerme algunas metas, y sacar cosas adelante. Sin ir más lejos algo antes del verano escribí esta lista en un simple «todo.txt»:

  • comprar moto: ¡lo hice!
  • sacar carné A: con el accidente es algo que quedó «on hold», para este año ;-)
  • sacarme el Advanced Open Water: a medias por culpa del accidente, me quedan 3 prácticas para acabar. Digamos que hecho.
  • viaje buceo Mar Rojo: es algo que voy a hacer este año, incluso hay fecha ya para el viaje. ;-)
  • operar vista: estoy en ello, llegué a hacerme las pruebas pero también con el accidente se me desbarataron un poco los planes… el día 30 voy a repetirlas porque ya han pasado más de 3 meses.
  • cambiar de piso: hecho!
  • ir al dentista: hecho! (llevaba unos tres años sin ir)
  • apuntarme a algún curso: esto no… mmm…
  • gimnasio?: la interrogación era porque pesas no me mola. ¡Kendo! ¡Hecho!
  • apostatar: buf, a medias… carta a la iglesia y el obispado, no me moló la contestación, carta a protección de datos… no contestaron, o si contestan ya como tenían la dirección de Las Rozas… tengo que retomarlo. :-/
  • aprender a tocar la guitarra: bueno, bueno, qué mal… me compré la eléctrica en las navidades del 2007 y no he aprendido casi nada. Otra cosa que tengo que retomar.
  • dos o tres proyectos de desarrollo: ahí ahí, luego hablo más del tema. ;-)

Bueno, el caso es que la lista sirvió, para (los días que me acordaba) mirarla y recordar todas las cosas que quería hacer y que al final por culpa de los árboles no las veía. Bastantes salieron adelante. Y las que no, la lista me ayuda a recordarlas para que de éste año no pasen.

Sobre los proyectos que comentaba, llegó un momento que me organicé igual: listas, los dividí en pequeñas tareas, pequeños pasos porque vi que si iba a saco a por todo me perdía, no me centraba. Y cada día una chorradita nueva, estuve una temporada sacando las cosas adelante. Aunque al final con la mudanza y tal la cosa se detuvo y estoy ….. intentando decidirme a retomarlo. Todo es empezar.

El caso es que, por estas experiencias, estoy seguro de que por muy vago y desastre que sea, soy capaz de organizarme mejor y realmente sacar cosas adelante. Y el otro día «blogueando» entre éste y el blog de un amiguete me habló de los métodos Getting Things Done y Zen To Done. De hecho llevaba tiempo queriendo llevar a la práctica algo de esto, dese que voy en metro a currar y he recuperado el hábito de la lectura :-D estoy intentando mezclar uno de ficción y otro de ciencia, empresa o lo que sea… y un libro que tengo en la pila de pendientes es Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.

Así que este es mi único propósito nuevo para éste año: ¡¡organización!! Estoy convencido de que si consigo no remolonear tanto en mi tiempo libre, ser consciente de lo que quiero hacer y ponerme a ello, muchas, muchas otras cosas vendrán seguidas.

Por ahora ya he empezado: me he hecho con software de GTD tanto para el Mac como el iPhone y he pasado las listas que tenía en el «todo.txt» y algún papel por el escritorio ahí. Y ya he ido añadiendo alguna cosa sobre la marcha en el iPhone. Es mi primer «reto de 30 días»: aplicar el método. :-)