Archivo de la etiqueta: nocturna

Master Diver

Esta tarde me he pasado por el club de buceo y ya tenían las titulaciones del último curso que hice, el de Estrés y Rescate más Oxigenación y Primeros Auxilios del mes pasado, con el que ¡ya soy Master Diver! :-D

Master Diver (que no Dive Master, el orden de los factores aquí si que altera el producto) es el nivel más alto en buceo deportivo antes de decantarse por seguir con buceo técnico (profundidades > 40m, bibotella, mezclas de gases más allá del Nitrox como Trimix) o por la enseñanza y liderazgo (DiveCon, Instructor, etc.) Para llegar a este nivel hace falta cinco especialidades: Stress & Rescue, Buceo profundo, Navegación, React Right (Oxigenación y Primeros Auxilios) y una quinta de libre elección; y haber hecho más de 60 inmersiones (llevo setenta y pico).

Y para celebrarlo y si nada ni nadie lo impide, mañana toca nocturna con un amiguete que aún no ha probado a bucear de noche. :-) Seguramente nos iremos allá a las 17:30, para meternos en el agua sobre las 18 a media luz y que se nos haga de noche poco a poco bajo el agua. La cosa promete.

Nocturna brutal en La Llosa

El viernes pasado que estuve en Alicante aproveché para hacerme una nocturna en La Llosa, esa gran desconocida… al menos de noche.

¡Y tanto que desconocida! Acostumbrado a la vida de siempre, la nocturna fue espectacular: nada más empezar a bajar por la cortada, en una especie de balcón que hay, un milano/manta águila (según con quién hable dice una cosa u otra y yo aún no los distingo); mogollón de morenas de todos los tamaños fuera de la roca, de cacería; mogollón también de pulpos, algunos enormes, y vimos uno cazando (acorrala a la presa y se hincha, encerrándolo entre los tentáculos); zapatillas, muchas también.

Y la guinda: entramos en la cueva y hay dos zapatillas en el techo. Yo iba justo detrás de Rosa y me hace señas de que salga para que puedan entrar los demás, y al ir a salir ¡me encuentro con un calamar de morros! ¡Joder qué subidón! :-D No había visto aún un calamar bajo el agua, y eso que en el Rojo había la tira. El bicho entró con nosotros en la cueva atraído por las luces, pero se debió atontar/deslumbrar y luego iba dándose golpes con el techo y contra nuestras manos. Al final salimos todos y dejamos al pobre bicho en paz.

Al final, en la parada de seguridad (que en la Llosa es muy cómoda, porque la parte de arriba está a 6-7m) hicimos algo que nos comentó Rosa en la barca: apagar las linternas. Y si, al final el ojo se acostumbra. Es toda una sensación estar realmente a oscuras bajo el agua y ver, poco, pero poderte mover a oscuras.

En fin, que las nocturnas son otro mundo. Aparte de la sensación de estar en la película Abyss (todo negro y focos de luz que se mueven), la cantidad y variedad de vida es completamente distinta a la que se ve durante el día. Todo un nuevo universo por explorar.

Día: 26/6/2009
Compañera: Pili
Lugar: La Llosa
Temperatura: 24º
Termoclina: 18º, 21m
Visibilidad: Buena
Botella: 15L
Presión inicial: 190
Final: 60
Profundidad: 27,4 metros
Tiempo: 52'
Hora de entrada: 22:12
Hora de salida: 23:04

Seis inmersiones en un fin de semana

Fin de semana de buceo de los buenos en Alicante. Aprovechando que el viernes era fiesta en Madrid, el jueves por la noche tiré para casa. Inmersiones:

  • Viernes por la mañana, dos en Cala Palmera de prácticas de orientación con brújula: seguir rumbos simples durante 1 ó 2 minutos, y volver atrás; y rumbos dobles, 1 minuto en un rumbo, dejas un testigo, y otro minuto en otro rumbo, y luego deshacer los dos caminos sin perderse. Le cogí el truco bastante bien a la brújula, no tanto a la orientación natural (soy bastante despistado y me cuesta fijarme y recordar características del sitio por el que voy…)
  • Viernes por la noche: nocturna en la isla de Benidorm. Acojonante, mi primera nocturna, toda una experiencia. Al principio un lío hasta que vas cogiendo referencias para reconocer al compañero de entre el resto de lucecitas bajo el agua (el color de la luz testigo en la grifería, alguna marca en el traje), y para no perderse del instructor. Pero a la de 10-15 minutos ya le coges el truco y como pez en el agua (nunca mejor dicho). Muy distinta a una inmersión diurna, p.ej. los pulpos en vez de estar metidos en la roca los ves por ahí nadando o moviéndose por el suelo, tipos de peces distintos y (curioso) peces quietos, sobando. XD
  • Sábado por la tarde: la mejor inmersión que he hecho por ahora, y van 31. Cabo de Palos, bajo de dentro y las agujas. IMPRESIONANTE la cantidad de meros ENORMES y bancos de barracudas, y sobre todo que no se asustaban, pasabas a su lado y tan panchos. :-D También vimos dos milanos, uno a ras de fondo y el otro «volando». Preciosos. Y todo ésto con una visibilidad buenísima y sin nada de corriente, que mi anterior inmersión aquí fue un auténtico infierno.
  • Domingo por la tarde: la clásica inmersión doble, isla de Benidorm y Llosa. Entre que ya me conozco el sitio y después de la del sábado, me supo a poco. :-/

Lo peor: volver a Madrid con toda la caravana… salí de Benidorm a las 20:30 y llegué a casa a las 3:00!!!! Lo más estrambótico de la vuelta, media hora en una gasolinera porque estaban con el cambio de turno y entre unos y otros no se aclaraban para desbloquear los surtidores y poner la cantidad que querías, y mientras haciéndose una cola impresionante y la gente poniéndose más y más nerviosa. En fin, es lo que tiene los puentes.