Archivo de la etiqueta: productividad

Dos apps más para Android: WaveSecure y Evernote

Dos aplicaciones más para Android que he instalado hace poco y tienen muy buena pinta:

  • WaveSecure: un seguro anti-robo para el móvil. Permite en remoto vía web saber si se le ha cambiado la SIM al móvil y en ese caso el nº de teléfono nuevo, localizar el móvil vía GPS o GSM en Google Maps, bloquearlo (no se puede llamar ni hacer nada con él salvo que se introduzca un PIN o se desbloquee por la web), etc. Además tiene funciones para hacer backups de la lista de contactos, SMS y llamadas, con el doble uso de que si te lo roban puedes ver qué están haciendo con tu móvil. El servicio, que también está disponibles para más sistemas, no sólo Android, es de pago pero como ganaron un concurso de aplicaciones de Android cualquier cuenta que se cree durante el mes de diciembre tiene servicio gratis de por vida para ese teléfono (identificado por el IMEI, si cambias de terminal, se acabó lo que se daba).
  • Evernote: un clásico en las herramientas de productividad, permite compartir notas, páginas web, fotos y otro tipo de documentos entre el PC/MAC, el móvil y como no vía web. El servicio es gratis hasta 40Mb/mes y restringido a ciertos tipos de archivo. Hasta ahora en Android sólo se podía usar vía web, ayer publicaron una aplicación nativa. Tiene muy buena pinta, voy a ver si migro mi sistema de notas de Google Docs + GDocs Notepad a Evernote.

Productividad + Android

Hace tiempo que no escribo nada sobre el tema de la productividad personal, ZTD y demás que empecé a intentar aplicar hace unos meses.

Bueno, han pasado muchas cosas, empezando por dejar el curro de Madrid (principal motivo por el que empecé a interesarme por estos temas), mudanza a Alicante, obras … todo esto no quiere decir que lo haya dejado, si no que creo que a la fuerza he llegado a un equilibrio minimizando el esfuerzo pero consiguiendo resultados. No estoy aplicando ZTD, simplemente a base de leer y ver cosas aquí y allá me estoy organizando un poco mejor. Aunque no descarto cuando acabe de estabilizarme en Alicante retomar el ZTD al 100%.

Después de probar algún gestor de tareas GTD/ZTD para Android y que no me convenciera (por la falta de sincronización con el ordenador de casa) al final mi método actual es bastante Google-céntrico: GMail + Calendar + Docs. Si, si, Google va camino de convertirse en el Big Brother orwelliano… en fin… el caso es que me funciona, sobre todo por el nuevo participante en el juego, mi HTC Magic con Android.

Mi método actual consiste en:

  • Correo: Gmail. El gran cambio ha sido organizar el inbox. Mínimamente. Yo era de tenerlo todo ahí a saco, sin borrar nunca nada y casi sin carpetas. Ahora aparte de las carpetas para las 3-4 listas de correo a las que estoy suscrito, tengo una carpeta para archivar temas viejos y cerrados. Y la uso, de forma que en el Inbox sólo me quedan las cosas que no he acabado de cerrar. Simple. En el Mac uso el Mail que indexa de maravilla los correos con lo que aunque tenga una única carpeta de archivo, si tengo que buscar algún correo viejo lo encuentro sin problemas, y en el Android uso la aplicación de GMail. Sin complicaciones. Y por supuesto, Inbox (cuentas) independientes para temas personales y de trabajo.
  • Tareas: Google Calendar. Aparte del Inbox que me ayuda a recordar temas sin cerrar, uso mucho Google Calendar para apuntar citas, reuniones, cosas que tengo que hacer tan chorras como ir a comprar algo que se que se me va a olvidar, etc. En Mac uso iCal y en Android la aplicación nativa de Google Calendar. Calendarios independientes para personal y trabajo, aunque vea los dos mezclados (con diferentes colores) para tener un «contexto» de lo que se me viene encima el día/semana siguiente.
  • Notas: Google Docs. Para la lista de la compra y detalles de ese estilo que la descripción de Calendar se quede corta o no sea apropiada, creo un pequeño documento en Google Docs y desde Android accedo con el GDocs Notepad, que se encarga de sincronizar estas notas entre el móvil y Google.
  • Documentos: Dropbox. Hacía tiempo que lo quería probar y llevo usándolo hará tres o cuatro semanas. Lo tengo configurado en el ordenador del trabajo y en el de casa, dos carpetas «personal» y «trabajo» cada una con sus «Documents» y demás, y en $HOME/Documents de cada sitio enlazada la que toque. Sencillo y funcional, y lo tengo todo sincronizado en todo momento. Y desde el Android, aunque no hay aplicación nativa, pero se puede acceder bastante bien a todo con la web para móviles.

Como veis sencillo y fácil, y mucho Google salvo por el Dropbox. Muy importante el hecho de con el Android tenerlo todo a mano, en cualquier momento y en cualquier sitio. Por ahora me sirve y el hecho de que sea tan sencillo me ayuda a seguirlo a rajatabla y no dejarlo, que me conozco. ;-) Y lo importante es que me funciona.

Creando hábitos

El método ZTD del que hablaba el otro día se basa en establecer una serie de costumbres o hábitos, unas pautas de conducta a la hora de organizarse y gestionar las ideas y las tareas, que a base de repetirlas y repetirlas y repetirlas (con esfuerzo y decisión al principio) se conviertan en parte de tí, cosas que hagas de forma automática, sin pensar.

Hay tres detalles, muy obvios, pero que me estoy dando cuenta que es lo que peor llevo y por tanto en lo que más me voy a tener que esforzar:

  • La regla de los dos minutos: es el hábito «anti-procrastinación». Dice que cualquier tarea que entre en un momento que no estés con algo más importante y que puedas realizarla el menos de dos minutos (cosas simples: archivar algo, organizar algo, tomar alguna decisión, una llamada rápida…) la hagas de inmediato. Parece una chorrada, pero son las típicas tonterías que siempre dejamos para luego (al menos a mi me pasa) y se acaban amontonando, se acumulan 10 de éstas pequeñas tareas y ya no es algo de dos minutos, con la tontería pierdes casi una hora. Entonces es cuando la pereza te puede.
  • Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio: otra obviedad, pero otra cosa que llevo muuuy mal. Con la mudanza todavía tenía cosas en sitios que no tocaba (encima de la mesa, por las estanterías delante o encima de otras cosas, etc), todo por no preocuparme de buscarles un sitio. Y buscarles un sitio no es sólo meterlas en cualquier cajón, si no meterlas en un cajón con cosas similares para que «tenga sentido» que esté ahí, de forma que cuando lo vayamos a buscar, aunque en ese momento no sepamos a ciencia cierta dónde está, pensemos de inmediato en ese sitio porque ahí es donde están ese tipo de cosas. Esta mañana he ido al Ikea a por dos cajoneras de estas pequeñas para encima del escritorio, con cajoncitos de varios tamaños. Resultado: las dos mesas ordenadas, limpias, sin nada encima, por primera vez desde que vivo aquí. :-D
  • Rutinas de inicio y fin de jornada: crear una rutina para nada más levantarse, para justo antes de irse a la cama, y para el inicio y el fin de la jornada laboral. La idea es mantener la organización, esforzarse en que lo primero que hagas al levantarte es repasar las tareas pendientes y organizar cuáles tocan hoy, y otras cosas que quieras hacer como p.ej. salir a correr un rato (esto si que es una rutina que he seguido más de una vez). Al llegar al trabajo igual, antes de leer el correo, antes de bajar a tomar café, repasar qué tienes pendiente para estar centrado desde el primer momento y que no te líen con otras cosas. Y al acabar la jornada, repasar qué se ha hecho, dónde estás de cara al objetivo final, y qué habrá que hacer al día siguiente. En resumen, saber en todo momento qué tienes que hacer, por qué, y en qué punto estás en los proyectos de más largo recorrido, para así poder poner un rumbo más claro a todo lo que haces en vez de ir dejándote llevar por el viento.

En fin, va a ser duro, constancia es lo que hace falta, pero lo lograré. :-)

Aunque antes he caído en la cuenta que la semana del 19 la tengo de vacaciones y me voy a Alicante, con lo que justo cuando me estoy esforzando en adquirir nuevos h´bitos y nuevas rutinas ¡voy a romper la rutina durante 10 días! Bieeen… xD De todas formas no creo que sea un problema: la única diferencia es que no voy a trabajar, pero cosas que hacer seguiré teniendo (quedar con unos y otros, visitar a la familia, hacer cosas en la casa, pasarme por el club de buceo…) Será cuestión de seguir aplicando el método pero en Alicante. Y puede ser un buen momento para retomar los proyectos de desarrollo que tenía a medias… :-m

Organización!

Algunas personas que me conocen dicen que soy muy organizado… ¡Ja! Después de decir eso tengo mis dudas de que realmente me conozcan. :-)

Soy un auténtico desastre. Nunca sé dónde tengo las cosas. Planifico hacer mil historias y al final me quedo toda la tarde mirando cosas por Internet y no hago nada. Y al día siguiente me estreso al pensar en todo lo que quiero hacer y no encuentro tiempo para hacerlo. Me entretengo horas y horas con cualquier chorrada posponiendo algo más importante… típico informático, supongo, procrastinando a toda hora.

El caso es que alguna vez que lo he intentado, he conseguido organizarme un poco, ponerme algunas metas, y sacar cosas adelante. Sin ir más lejos algo antes del verano escribí esta lista en un simple «todo.txt»:

  • comprar moto: ¡lo hice!
  • sacar carné A: con el accidente es algo que quedó «on hold», para este año ;-)
  • sacarme el Advanced Open Water: a medias por culpa del accidente, me quedan 3 prácticas para acabar. Digamos que hecho.
  • viaje buceo Mar Rojo: es algo que voy a hacer este año, incluso hay fecha ya para el viaje. ;-)
  • operar vista: estoy en ello, llegué a hacerme las pruebas pero también con el accidente se me desbarataron un poco los planes… el día 30 voy a repetirlas porque ya han pasado más de 3 meses.
  • cambiar de piso: hecho!
  • ir al dentista: hecho! (llevaba unos tres años sin ir)
  • apuntarme a algún curso: esto no… mmm…
  • gimnasio?: la interrogación era porque pesas no me mola. ¡Kendo! ¡Hecho!
  • apostatar: buf, a medias… carta a la iglesia y el obispado, no me moló la contestación, carta a protección de datos… no contestaron, o si contestan ya como tenían la dirección de Las Rozas… tengo que retomarlo. :-/
  • aprender a tocar la guitarra: bueno, bueno, qué mal… me compré la eléctrica en las navidades del 2007 y no he aprendido casi nada. Otra cosa que tengo que retomar.
  • dos o tres proyectos de desarrollo: ahí ahí, luego hablo más del tema. ;-)

Bueno, el caso es que la lista sirvió, para (los días que me acordaba) mirarla y recordar todas las cosas que quería hacer y que al final por culpa de los árboles no las veía. Bastantes salieron adelante. Y las que no, la lista me ayuda a recordarlas para que de éste año no pasen.

Sobre los proyectos que comentaba, llegó un momento que me organicé igual: listas, los dividí en pequeñas tareas, pequeños pasos porque vi que si iba a saco a por todo me perdía, no me centraba. Y cada día una chorradita nueva, estuve una temporada sacando las cosas adelante. Aunque al final con la mudanza y tal la cosa se detuvo y estoy ….. intentando decidirme a retomarlo. Todo es empezar.

El caso es que, por estas experiencias, estoy seguro de que por muy vago y desastre que sea, soy capaz de organizarme mejor y realmente sacar cosas adelante. Y el otro día «blogueando» entre éste y el blog de un amiguete me habló de los métodos Getting Things Done y Zen To Done. De hecho llevaba tiempo queriendo llevar a la práctica algo de esto, dese que voy en metro a currar y he recuperado el hábito de la lectura :-D estoy intentando mezclar uno de ficción y otro de ciencia, empresa o lo que sea… y un libro que tengo en la pila de pendientes es Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.

Así que este es mi único propósito nuevo para éste año: ¡¡organización!! Estoy convencido de que si consigo no remolonear tanto en mi tiempo libre, ser consciente de lo que quiero hacer y ponerme a ello, muchas, muchas otras cosas vendrán seguidas.

Por ahora ya he empezado: me he hecho con software de GTD tanto para el Mac como el iPhone y he pasado las listas que tenía en el «todo.txt» y algún papel por el escritorio ahí. Y ya he ido añadiendo alguna cosa sobre la marcha en el iPhone. Es mi primer «reto de 30 días»: aplicar el método. :-)