Archivo de la etiqueta: relojería

Reloj arreglado

Pues parece que he tenido algo de suerte con el tema del reloj: ayer me llamaron de la relojería, que ya estaba arreglado (again) y se hacían cargo de los gastos.

Y digo que he tenido suerte porque el lunes llamé a la oficina de atención al consumidor de Las Rozas y me dijeron que la cosa estaba chunga: lo único cierto con lo que estábamos de acuerdo ambas partes era que me llevé el reloj bien y lo devolví al día siguiente roto, y en principio no había forma de probar si le había dado un golpe o lo que fuera y era culpa mía la rotura, que íbamos a necesitar un informe del taller que lo arregló (¿y qué hubieran dicho? ¿»si, es culpa nuestra, somos unos palotes»?) En pocas palabras, que si se hubieran puesto chungos lo más seguro es que me hubiera tocado aguantarme. :-/ Qué poco protegidos estamos a la hora de la verdad como consumidores, ¿no?

El cristal que se rompe solo

Estoy mosqueado. Un mosqueo tamaño familiar.

<rant>

Tengo un reloj Lotus Titanio hace unos 8-10 años que los que me conocéis estaréis hartos de ver porque lo llevo a diario. En estos años se ha llevado golpes, caídas, arañazos, presión (30m buceando = 4 atmósferas)… sólo tenía un par de picados en el borde del cristal, superficiales.

Con el accidente se llevó parte del golpe, la muñeca que me rompí es la izquierda, donde llevo el reloj, y acabó con varios arañazos en el cristal. No muy profundos, ninguno atravesaba el cristal por completo, pero bueno… fue culpa del accidente, así que igual que el seguro me va a arreglar los arañazos de la moto, que me arregle los del reloj, ¿no?

La semana pasada lo llevé a una relojería, y me llamaron ayer, que ya estaba. Lo recogí por la mañana, me lo puse, y por la tarde me doy cuenta que tiene una raja de lado a lado del cristal, una línea recta perfecta, sin aristas desportilladas ni nada (ni ningún otro arañazo), y profunda, todo el espesor del cristal. Ni que decir tiene que no le he dado ningún golpe (en la muñeca izquierda me hubiera dado cuenta yo mucho antes que el reloj, os lo aseguro), y aún así ¿qué tipo de golpe le tendría que haber dado para hacerle ESO? Así que esta mañana he vuelto a la relojería.

No estoy mosqueado porque se haya roto. Shit happens. Estoy mosqueado por el trato del dependiente. Desde el primer momento cuando le he dicho «mira lo que ha pasado» su expresión y sus palabras eran de «me la suda!» y de dudar de mi palabra: «y qué queires que haga yo», «ayer estaba bien», «quien no le he dado un golpe he sido yo»… WTF?!

Al final se lo ha quedado pero con un «lo mando al taller a ver qué dicen, pero quien no lo va a pagar soy yo». ¿Cómo que no? Ahora estoy dudando de si he hecho bien en dejárselo a ver si los del taller tienen algo más de tacto y reconocen … que el cristal tenía un defecto, que se han pasado apretando o lo que sea, o si debería haber ido directamente a consumo o donde toque a ponerles una denuncia (algo que voy a hacer como no me lo arreglen, está clarísimo).

Por cierto, otra joya de éste hombre: aparte de cambiar el cristal le hicieron unas pruebas especiales de presión y tal para ver que aguantara al bucear con él. Pues me ha soltado algo en plan «pues el cristal no sé, igual te lo cambian, pero ¿ahora hay que hacer otra vez las pruebas de presurización? ¿Y quién las paga?» En serio, yo ALUCINO de la profesionalidad y el saber estar cara al cliente de algunas personas.

</rant>