Archivo de la etiqueta: Santa Pola

Vídeo de inmersión en el SS Mardinian

Inmersión del sábado pasado 22 de diciembre de 2012 en el SS Mardinian, un barco de vapor de 100m de eslora hundido en 1917 por un submarino alemán. Está entre Santa Pola y Guardamar.

Inmersión cuadrada totalmente, similar a bucear en el Stansfield. Bajada en medio del azul por el cabo sin puntos de referencia hasta los 40-45m. Exploración por la cubierta dirección a la proa y vuelta. Visibilidad buena para la profundidad en el barco, pero en superficie y hasta los 30-35m era malísima y presagiaba lo peor. Por suerte pasada esa cota la nube despejaba y sobre todo por la parte de la proa (más profundidad) la visibilidad era buena.

Tiempo en el fondo 20′; deco que marcaba el ordenador al empezar a subir 28′; tiempo total entre paradas profundas, parada de seguridad y demás 66′. Profundidad máxima 48m, temperatura del agua 15ºC.

Captura de pantalla 2012-12-24 a la(s) 19.22.17 Páginas con información sobre el pecio:

Y de propina, otro vídeo. Este de ayer 23 de diciembre en Las Agujas, Bajo de Dentro, Cabo de Palos:

Mi primera media maratón

Hoy he corrido la Media Maratón de Santa Pola después de más de tres años planteándome participar en una carrera «de verdad», y unos cuantos corriendo de forma más o menos habitual de 30 a 40 minutos, primero una vez por semana, luego dos, hasta hace 2-3 años que lo hago casi a diario. Mi principal objetivo era simplemente acabar pues nunca había corrido 21Km, mi «record» hasta ahora eran 18, y el secundario hacerlo por debajo de dos horas: he acabado en una cincuenta y siete, según lo previsto aunque secretamente esperaba estar más cerca de una cincuenta. La experiencia ha estado bastante bien y estoy seguro de que repetiré, aunque como con todo lo que haces por primera vez, con algunos peros, errores y demás.

Empezamos porque los preparativos me dan mucha pereza. Soy de levantarme, ir al baño, lavarme la cara, ponerme la ropa de correr y salir a la calle, y según piso la acera echar a correr. Sin pensarlo más y sin tener que coger el coche, si lo demoro más al final no salgo a correr. Aquí en cambio hay que darse de alta (por Internet, vale), ir el día antes a recoger el dorsal y el chip (aquí no hay Internet que valga, hay que ir a Santa Pola) y el día de la carrera volver a ir hasta allá. He salido de casa a las 9:00 con intención de estar allí a las 9:30, una hora antes de la salida. Pues bien, desde el túnel de El Altet un atasco bastante importante, aparte de toda la gente que iba a la maratón había habido un accidente 200m antes de la salida de Santa Pola. Me sacan de quicio los atascos, y cuando planifico llegar a una hora no me gusta retrasarme, cada minuto que veo que pasa me pone malo. Total, que aparcaba a las 10:10 o así frente a las 9:30 que esperaba llegar, a 1Km de la salida y la carrera empezaba en 20 minutos. Mal comienzo, ya he llegado un poco nervioso.

Además estoy acostumbrado a correr solo. No digo ya solo de no ir con alguien (que también, siempre salgo solo aunque a veces me encuentro con algún amigo y vamos un rato charrando) si no de tener prácticamente toda la calle para mí de forma que puedo correr completamente a mi aire, a mi ritmo. Normalmente entre semana salgo a correr sobre las 7:15 de la mañana, como decía nada más levantarme. A esas horas casi que no están ni las calles puestas, hay poco tráfico y no hay casi nadie más por la acera. Si que me cruzo casi todos los días con otros dos o tres tarados que por algún defecto genético también deciden empezar el día corriendo con las legañas aún en la cara, pero vaya, que no es lo mismo que intentar correr por el Postiguet a las 11 en pleno mes de agosto… ni en una maratón como esta. No sé exactamente cuánta gente había pero cuando fui el sábado a recoger el dorsal vi algunos nueve miles. No me fijé si había diez miles, pero nueve miles seguro. Así que digamos que mínimo había allí en la salida 9500 almas por poner una cifra redonda. Esto ya me lo había advertido un amiguete, me había dicho que estaba loco por ir a la media de Santa Pola, que te pasabas los primeros quince minutos dándote codazos. Quince minutos tal vez no, pero cinco y luego algún otro aquí y allá…

De camino del coche hacia la salida me he encontrado con un conocido. Él si que había hecho más medias maratones (bastantes) y al ver la gente que había me ha dicho que el siempre se espera a que salga toda la gente, que ir dentro del grupo es muy incómodo. Sabias palabras. Así que nos hemos esperado unos cinco minutos, y en el momento que ya había pasado todo el pelotón y sólo era un goteo de gente aquí y allá hemos echado a correr… para parar hasta tener que andar un ratito a escasos 200m. Si, el grueso del grupo ya había pasado pero más adelante se estrechaba la calle y se había hecho un tapón de padre y muy señor mío.

Pasamos el tapón y podemos empezar a trotar, pero a ritmos de 6:30/Km o así. Mi idea era intentar mantener 5:30 durante casi todo el trayecto para acabar en las 2h más o menos, 6:30 era demasiado lento. Así que en el momento que veíamos huecos (iba con el amiguete este) pegábamos un achuchón y adelantábamos, hasta que unos metros más adelante la cantidad de gente nos hacía volver a ralentizar la marcha. No os imagináis la de gente que había en los primeros tramos de carrera, acabábamos de dar alcance al pelotón, a ese pelotón que queríamos evitar, y no estábamos metiendo de lleno, justo en medio.

Poco a poco íbamos cogiendo trucos, el principal de ellos correr por la acera: lo normal es ir por la calzada y que haya gente (espectadores) en la acera, pero claro, no hay gente en todo el trazado y en algunos sitios aunque la haya la acera es ancha. Pero aún así el 99% de los corredores siguen en la calzada. ¿Si? Allá que íbamos nosotros por la acera, adelantando a diestro y siniestro. De vez en cuando teníamos que volver a la calzada porque había gente en la acera, o bien porque en algún tramo directamente no había acera. Pero en general nos habremos tirado 5-6Km tirando MUY fuerte (por debajo de 5min/Km) casi todo el rato hasta que encontrábamos algún tapón, aguantábamos un poco y encontrábamos hueco para pasarlos y seguir tirando. En estos Km creo que no nos ha adelantado nadie, no hacíamos más que adelantar nosotros a mucha gente.

Por aquí hemos visto algo que me ha gustado: hay gente de la organización de carrera corriendo con el grupo marcando un ritmo determinado, con unos globos para poder verlos desde lejos que indican si el ritmo es para acabar en 1h20, acabar en 1h40, acabar en 2h… o acabar en «2h y pico«. Sobre el Km 4 ó 5 hemos adelantado a los de «2h y pico». Eso os dá una idea de lo retrasados que estábamos.

Todo ha ido bien hasta el Km 6 o así. Ahí en uno de los tapones me he quedado atrás: mi compañero se ha colado por un hueco que ha tapado otro corredor y no he podido seguirle, la calzada se había estrechado y no encontraba por dónde adelantar. Y el tema no era ya adelantar, si no no poder seguir a mi ritmo, los que tenía delante me estaban haciendo ir más lento. Los cambios de ritmo queman, para mí lo más importante a la hora de aguantar tiempo corriendo es encontrar un ritmo en el que esté cómodo (más rápido aguantaré menos tiempo, está claro) y mantenerlo tan estable como pueda. Pues después de unos cuantos Km con el truco de la acera, donde había cambios de ritmo, si, pero breves, aquí me he quedado rezagado unos cuantos minutos. Al final me he escapado y he recuperado a mi compañero, pero ya me estaba empezando a quemar. Aún así, mirando en RunKeeper los tiempos, del Km 7 al 9 han sido de los más estables en cuanto a velocidad, a poco más de 5min/Km, muy buen ritmo. Mejor que los Km anteriores que aunque a ratos fuéramos a menos de 3min/Km luego teníamos frenazos que rompían la media.

Estamos llegando al Km 8, dejamos atrás la parte de la ciudad y el puerto y enfilamos el laaaargo paseo de la playa. Gente, mucha gente, seguimos justo en medio del mogollón. Y más cambios de ritmo, más frenazos y más tramos corriendo por la acera. Hasta que allá por el Km 10, cuando estamos a escasos 10m del «farolillo» marcando el ritmo de las 2 horas, me vuelvo a encontrar con un tapón que me separa de mi compañero. Y esta vez el cansancio ya iba haciendo mella y no consigo deshacerme del tapón a tiempo, mi compi ha seguido a su ritmo y yo me he ido quedando atrás. He ido ya toda la carrera algo por detrás de la marca de 2 horas, he estado a punto de alcanzarlos un par de veces pero entre la gente y el cansancio les recuperaba terreno y lo volvía a perder, hasta que poco a poco he dejado de recuperarlo y los veía alejarse, poco a poco, sin llegar a perder de vista nunca los globos.

Paso por el Km 11, atrás queda el ecuador de la carrera. Km 12. Hasta aquí a pesar de los ocasionales tapones todo había sido adelantar gente, los primeros Km a mucha gente, los últimos ya no tanta pero en general íbamos más rápidos que la media de los corredores que teníamos alrededor. A partir de aquí, Km 11-12 y en solitario, ya no adelantaba tanto. He empezado a bajar el ritmo y adelantaba a algunos, a otros me mantenía más o menos a la par, y he empezado a ser consciente de que había gente que me adelantaba a mí. Muchos supongo que eran veteranos que se habían esperado tal vez 10, 15 ó 20 minutos para salir porque se les veía en forma y me pasaban muy rápido, no me creo que hasta ahora fueran más lentos que nosotros y ahora me pasaran como una exhalación. Pero aún así psicológicamente, entre eso y perder al amiguete con el que había hecho los primeros Km, ya he visto que empezaba a ir cuesta abajo.

Km 13-14. Normalmente cuando salgo a correr por mi cuenta no llevo agua ni comida, de hecho suelo salir en ayunas. Ahora estaba ya deseando como loco llegar al siguiente puesto de avituallamiento (cada 3Km o así había o bien gente con botellas de agua, o con esponjas húmedas para refrescarte). Había cogido una botella sobre el Km 4 o así pero le había dado dos sorbos y la había tirado, prácticamente mojarme los labios y ya está, y en el siguiente puesto no había cogido, pero ahora necesitaba beber. Señal de que el cansancio estaba empezando a hacer mella de verdad, aunque mirando los tiempos del Km 11 al 16 he estado bastante estable alrededor de los 5:30/Km que no está nada mal. Pero a pesar de que el ritmo fuera bueno, aún quedaba un tercio de la carrera por delante, y ya me notaba cansado.

Km 15, volvemos a entrar en el centro de la ciudad. Calles estrechas otra vez, aunque como el pelotón se ha ido estirando ya no hay tantas estrecheces, ni tengo fuerzas para querer adelantar a nadie. Km 16, empiezo a notar una sensación rara en el pie derecho, un cosquilleo, como si se durmiera. Nunca me había pasado nada así: dolores musculares en los muslos si, mogollón; en las espinillas; dolor en el tobillo o la rodilla… ¿Pero que se me adormezca el pie? Esto era nuevo. Al principio era un cosquilleo muy leve, pero con el tiempo va a más y lo localizo en el dedo pulgar, en la punta. De hecho incluso noto cierta tirantez y llego a pensar que se debe haber agujereado el calcetín (típica «patata») y con la carrera se habrá estirado y a lo mejor estaba oprimiendo la parte de carne que saliera por el agujero. Estaba convencido de que era eso, pero no, al quitarme las zapatillas al acabar el calcetín estaba intacto. Tengo que mirar la zapatilla por dentro a ver si hay algún agujero en el forro o algo… En cualquier caos este hormigueo me ha acompañado ya hasta el final de la carrera. Y cada vez me adelanta más gente, aunque yo también adelantaba a alguno que otro, aquí y allá.

Km 18, mi record personal: 6-7Km me los hago casi todos los días, 10-12 algún fin de semana que no vaya a bucear y salga a correr por la mañana; 15 de vez en cuando, algún día de estos que lo alargue; 18Km sólo una vez. Y en comparación estoy mucho más cansado que la otra vez que los hice, y eso que era verano en Alicante y había bajado hasta el Postiguet, Panoramis para luego subir la cantera y hasta la Avda. de Denia, dos cuestas (cantera y la de donde está el edificio de Telefónica) bastante importantes.

A partir de aquí estaba ya realmente muy, muy cansado. El Km 18 lo he hecho en 6:05. 6min/Km para mí es la velocidad mínima cuando salgo a correr por las mañanas, es un trote despreocupado al que sé (o creía saber) que puedo aguantar el tiempo que haga falta, sin cansarme, hasta parar por aburrimiento. Pero hoy no, no podía ni mantener ese ritmo. Los últimos Km me he ido hasta 6:30min/Km algo que en condiciones normales no hago ni subiendo cuestas. Creo que en los últimos 3Km no he adelantado a nadie, de hecho lo que no paraban era de adelantarme a mí. Es curioso porque como cada uno va con una camiseta distinta, hay gente con camisetas de clubes, de otras maratones, camisetas con su nombre, gente que lleva una cinta rara en el pelo… detalles con los que te vas quedando… ¡reconocía a la gente que había adelantado hacía 5 ó más Km, que ahora me adelantaban a mí!

Y por fin la meta. 2:03:10 tiempo oficial, lo que marcaba el crono cuando he llegado. Según mi reloj, que he puesto en marcha un poco antes de la salida y he parado al recuperar el resuello tras pasar la meta, 1:58:24 (la diferencia son los cinco minutos que esperamos antes de salir para dejar pasar a todo el mogollón de gente). Al final tiempo real en la clasificación oficial, con el chip que mide cuándo pasas por cada sitio, 1:57:21. Objetivo cumplido.

Objetivo cumplido, pero podría haberlo hecho mucho mejor. Sin tantos cambios de ritmo con toda la gente en los primeros Km estoy seguro que aún manteniendo esos 5min/Km durante más de media hora no me hubiera quemado tanto, y luego podría haber aguantado más tiempo a 5:20-5:30, 6min/Km todo lo más tal vez hacia el final, pero los tres últimos Km han sido un desastre. Pero bueno, era la primera y la he acabado sin parar en ningún momento, sin andar y en el tiempo que me había planteado. Para la próxima ya se que o bien tengo que llegar con tiempo para salir de los primeros, o bien esperarme mínimo 15 minutos antes de salir, para dar tiempo a que el pelotón se haya estirado y no haya que pegarse tanto para ir a tu ritmo.

http://runkeeper.com/user/Bisente/activity/67528528